Gobierno frenó debate por bono a estatales por quejas de las provincias

zzzznacp2 NOTICIAS ARGENTINAS BAIRES NOVIEMBRE 23: El presidente electo Mauricio Macri durante la conferencia de prensa que ofrecio esta mañana. FOTO NA DANIEL VIDES zzzz
El gobierno de Mauricio Macri puso un freno a la negociación con los sindicatos estatales por el pago del bono de fin de año a los trabajadores del sector público. Se abrió un nuevo frente de conflicto cuando varios gobernadores advirtieron al Gobierno que si la Nación paga el beneficio, las provincias que no puedan hacerlo quedarán expuestas a conflictos con sus empleados estatales y reclamarían ayuda al gobierno nacional.

“Me parece que esta discusión va para largo, quizá se resuelva la semana próxima”, dijo un ministro del gabinete.

Otras fuentes señalaron por lo bajo en Balcarce 50 que varios gobernadores, a los que no identificaron, llamaron a la Casa Rosada y comenzó una discusión nueva. “Las provincias plantean que si la Nación paga el bono y ellas no pueden hacerlo, los sindicatos estatales les generarán un conflicto serio y ellas pedirán ayuda al Tesoro nacional, que no resiste”, señalaron.

La primera señal de ese malestar fueron las declaraciones de la propia gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, quien dijo que su provincia no tenía plata para pagar el bono. Otros mandatarios provinciales lo hicieron saber por canales más reservados.

Esto modificó la estrategia original de la Casa Rosada. Tras la reunión de la semana última con la CGT y los empresarios, en la Mesa de la Producción y el Trabajo, el Gobierno anunció que negociaría con los sindicatos estatales UPCN y ATE el pago de un bono extraordinario de $ 2000 en diciembre próximo para los agentes públicos que menos ingresos perciben, es decir, los no jerarquizados.

Sobre los empleados provinciales, la Casa Rosada había declarado que las provincias quedarían liberadas de pagarlo: las que pudieran lo harían y el resto no lo pagaría.

Luego de una conferencia de prensa de Macri ayer en la residencia presidencial de Olivos, de la que se informa por separado, el ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay, ratificó que la Nación no ayudará a las provincias con el bono. “Somos respetuosos del federalismo, no nos vamos a meter en las paritarias de ninguna provincia, no tenemos problemas en que cada distrito tenga su discusión”, dijo. El problema es que los gobernadores hicieron sentir su malestar en la Casa Rosada. Macri y el jefe de Gabinete, Marcos Peña, ordenaron frenar la discusión con los estatales hasta despejar ese eventual frente de conflicto.

De todos modos, el ministro de Modernización, Andrés Ibarra, recibió al secretario general de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), Hugo Godoy, y a su adjunto, Julio Fuentes. Godoy confirmó luego: “Ibarra dijo que uno de los temas por resolver para definir la modalidad y el monto del bono son las provincias y los organismos del Estado”.

El Gobierno había dejado trascender anteayer que Ibarra también iba a recibir al secretario general de la Unión de Personal Civil de la Nación (UPCN), Andrés Rodríguez, y las fuentes oficiales confirmaron que la reunión estaba programada. Sin embargo, la audiencia no se hizo y los allegados a Rodríguez aseguraron enfáticamente que ese encuentro “nunca estuvo pautado para hoy (por ayer)”.

En UPCN aseguraron que “las partes están conversando cada una con su propuesta, pero no hay apuro porque el bono se paga en diciembre y quedan octubre y noviembre para discutir”.

Fuentes cercanas a Ibarra, que habían aventurado la semana última que ésta podría haber acuerdo, aseguraron que “la discusión va para largo y se analizan impactos de muchos organismos y muchas provincias”. No especificaron más. En la reunión con Ibarra, Godoy y Fuentes plantearon una lista de reclamos: la reapertura de las paritarias salariales estatales antes de fin de año; la ayuda del Gobierno a las provincias y municipios para pagar el bono; la reincorporación de los 10.900 empleados estatales despedidos, y el pase a planta permanente de 90.000 contratados, según sus propias cifras.

El ministro rechazó la reapertura de las paritarias, la reincorporación de despidos y les informó que pasarán a planta permanente 3100 contratados de los 12.000 que tienen más de diez años de antigüedad.

“Sobre el bono nos dijo que se analiza, pero no está definida la modalidad ni la cantidad. Nosotros le dijimos que para compensar la inflación debía ser mucho más alto que $ 2000, porque nos parece una bofetada a los trabajadores, además no es remunerativo ni bonificable”, dijo Godoy.

“Las respuestas fueron insuficientes, por lo que el comité confederal de ATE ratificará la medida de fuerza y definirá la fecha para la primera quincena de noviembre”, anticipó.

Cerca de Ibarra informaron que el ministro le dijo a Godoy que cuando haya una propuesta por el bono se va a convocar a UPCN y a ATE.

Por Canal 26