Bergman: “La minería es una de las actividades estratégicas para el país”

img_1703-1

El ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Sergio Bergman, aseguró que es hora de que los jueces actúen en las provincias y encarcelen a quienes realizan desmontes ilegales, porque hay que poner límites para esa actividad.

En una entrevista exclusiva con NA, el funcionario dijo también que el debate sobre la megaminería a cielo abierto debería volver al Congreso para la sanción de una ley y denunció “acuerdo espurios” entre el anterior Gobierno, algunas provincias y empresas para la explotación de minerales “sin controles”.

Bergman también explicó los planes oficiales para los basurales a cielo abierto en toda la Argentina.

A continuación, los principales pasajes de la entrevista:

– NA: ¿Cómo resolvemos la grave situación de los desmontes y la contaminación de los agrotóxicos en el norte grande?

– SB: Con la ley. Actualizamos el Registro Nacional de Infractores contra los bosques nativos. Es obligación de todas las provincias cumplir con el control para seguir recibiendo los fondos de la Ley 26.331 de Protección Ambiental de los Bosques Nativos. .

– Los gobernadores dicen que faltan recursos.

– Estoy de acuerdo con que se necesitan más fondos y los habrá por una ampliación presupuestaria. Pero… ¿y las prácticas? ¿Los gobernadores quieren fondos para la Ley de Bosques y no controlan lo que se desmonta? La solución no es sólo más plata. Es más plata con buena práxis. Y esa soberanía es de cada gobernador. Está bueno que haya premios y castigos. Hay que ser serios. .

– Hay gente que se está muriendo por el impacto ambiental de los desmontes, esto es urgente.

– Bueno, con más razón: necesitamos responsabilidad y solidaridad. Hay que denunciar. Y la Justicia debe actuar. Además, algún día, alguien que desmonta ilegalmente tiene que ir preso. Si eso no sucede no hay límites. Y no solo hay que preservar, hay que remediar, porque ya no alcanza con dejar de desmontar. .

-¿Funciona la Acumar?

– Sí, claro. Estamos trabajando en el requerimiento de informes que hizo la Corte Suprema de Justicia, que entiende que hay un tiempo de transición. Ni los jueces ni nosotros queremos llegar a fin de año sin una audiencia. El crédito que había recibido el país para las obras está en el ‘top diez’ del Banco Mundial de los peores ejecutados. .

-¿Pero no están paralizadas las obras?

– No. Ocurre que se había creado una superestructura entre Nación, Provincia y Municipios en que superponían obras. Ahora, Acumar funciona como Autoridad de Cuenca que habla con cada intendente para coordinar cada obra. Hay pendientes, pero la idea es: reorganicemonos para ser más efectivos. Y vamos a avanzar muy fuerte en el colector margen izquierdo y el difusor. .

– ¿Cuál es su opinión sobre la minería a cielo abierto?

– La minería es una de las actividades estratégicas para el desarrollo del país, tal como lo dijo el presidente Mauricio Macri. Quitar las retenciones es lo que teníamos que hacer. Eso generó polémica, pero lo que hicimos fue cumplir con la ley porque había acuerdos espurios. .

– ¿Qué clase de acuerdos espurios?

– La ley no permite hacer retenciones a un prospecto minero hasta un determinado tiempo. Y lo que deberíamos haber denunciado al restituir la ley es que antes hubo un acuerdo espurio entre una Presidenta, un gobernador y una empresa, que dijo: “Haceme retenciones como si me estás quitando algo, no me controles lo que saco del minaloducto y dejame acá hacer lo que quiero porque soy dueña de un pedazo de este país con total impunidad”. .
– Lo que preocupa de la minería es la contaminación por lo que ocurrió con Barrick en San Juan, por ejemplo.

– La minería es un excelente ejemplo didáctico imprescindible para volver a la República. Es práctico: si el sistema funcionara, qué hubiera pasado con los eventos como los de Barrick. Hay leyes. Hay reglas de juego. Cuando hay un accidente o derrame, un fiscal y un juez deben actuar de oficio y hacer lo que tienen que hacer. Ahora, hay que discutir si la Justicia funciona o no funciona. .

-¿No habría que discutir también sobre la contaminación en sí?

– Como hay leyes que regulan, el debate sobre la minería debería volver al Congreso. Y esta idea de megaminería a cielo abierto o si el uso cianuro se puede o no se puede, lo que necesita es una ley. Con la misma vocación y convicción de vecinos, ambientalistas y legisladores que están muy comprometidos con este tema, hay que llevarlo a debate para que sea una ley. No puede quedar todo en un soporte editorial. .

– ¿Se podría cerrar la mina de Barrick definitivamente?

– Los recursos naturales y su manejo y control son potestad de las provincias. Pero el Ejecutivo tiene que ejecutar: actuamos a través de una jurisdicción federal (los residuos peligrosos), lo que hicimos fue hablar con el gobernador (Sergio Uñac) y con la empresa. Hicimos una inspección y luego denunciamos ante la Justicia Federal para que tome cartas en el asunto.

Venimos de décadas en que no se cerró una mina. Ahora hay un Gobierno que está dispuesto a hacer cumplir la ley y la empresa comenzó a ajustarse a la misma. .

– ¿Debió reactivarse la mina de Barrick?

– No. No tenemos las garantías de que toda la infraestructura está en las condiciones óptimas para funcionar. Por eso vamos a apelar la decisión de la Justicia Federal, que indicó que son los tribunales provinciales los que deben decidir. Sin animosidad, tenemos que cumplir con nuestra responsabilidad. .

– ¿Qué planes tiene la Nación para los basurales a cielo abierto?

– En esta transición, estamos migrando la gestión de residuos sólidos urbanos de un programa de financiamiento multilateral sin control y asignación discrecional para financiar municipios y provincias del mismo signo, a un sistema de prestación profesional de servicios en el que el ministerio sirve a la jurisdicciones.

Para nosotros el tema de los residuos está la visión de saneamiento más que de ambiente: agua, cloacas y manejo de residuos debe ser un mínimo para un ambiente sano. Por ello esto es de altísima prioridad.

Ahora estamos organizándonos con una resolución interna del ministerio. Pero espero que en los próximos años haya un debate parlamentario para una ley con la creación de una Agencia Federal de Gestión de Residuos, pero permita que cualquier jurisdicción valide su plan de gestión. .

– Hoy cada intendente trabaja solo y el problema no se resuelve.

– En esa Agencia Federal los profesionales darían asistencia, se buscaría escala para la mejor tecnología aplicada, se armarían consorcios y se regionalizaría el país para un masterplan federal, de manera tal de no continuar con el modelo en el que cada intendente se quiere salvar solo.

Esto ya lo estamos haciendo a través del programa Basurales Cero, que ya tiene proyectos en marcha en Jujuy y Catamarca, por ejemplo. De la basura podemos obtener energía, debemos ser sustentables y además estamos obligados mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.
Por Noticias Argentinas