Caso Ledo: el fiscal pidió que no demoren la indagatoria de César Milani

img_1705

El Fiscal General ante la Cámara Federal de Apelaciones de Tucumán, Antonio Gustavo Gómez interpuso un escrito de “Pronto Despacho” para que el ex Jefe del Ejército, César Milani sea citado a indagatoria a la brevedad. Gómez (quien está interinamente a cargo de la Fiscalia Federal Nro. 1) realizó este requerimiento en la causa en la que se investiga la desaparición del conscripto Alberto Agapito Ledo, ocurrida en junio de 1976 en Tucumán.

En su escrito, el fiscal consideró que “resulta imposible soslayar que las demoras apuntadas, acarrean situaciones de falta de certeza jurídica”. Gómez remarcó que están en juego tanto los derechos de víctimas de delitos de lesa humanidad y sus familiares, como también los de la sociedad, “que no admiten postergaciones salvo las propias de un proceso normal”.

En el escrito, el fiscal señaló que el juez federal Daniel Bejas había supeditado el llamado a indagatoria de Milani a que se resuelva el recurso de apelación interpuesto por la defensa del ex Jefe del Ejército, con la finalidad de apartar al fiscal federal Carlos Brito e impedir que indaguen al militar. La Cámara Federal de Tucumán resolvió este incidente el 7 de julio pasado, y desde ese día está en el juzgado. El fiscal Gómez afirmó que “han transcurrido 106 días desde esa fecha sin pronunciarse al respecto, campeando un silencio abismal que debe terminarse”.

“El derecho a la tutela judicial efectiva exige a los jueces que dirijan el proceso de modo de evitar que dilaciones injustificadas e indebidas conduzcan a la impunidad”, aseveró el fiscal Gómez en su presentación, y agregó que de esa forma se frustra “la debida protección judicial del interés público y uno de los postulados incorporados al preámbulo de nuestra Constitución Nacional, afianzar la justicia”. El plazo que fija el Código Procesal Penal para resolver el requerimiento del fiscal está vencido y el juez Bejas aún no se pronunció sobre el pedido de Gómez.

César Milani está imputado por el encubrimiento del secuestro y la desaparición del soldado Alberto Ledo (ocurridos en 1976) y de la falsedad ideológica del legajo que abrió el Ejército sobre la deserción del conscripto, en la que el militar se desempeñó como oficial instructor. Ledo cumplía con el servicio militar en el Batallón 141 de La Rioja y se encontraba en la localidad tucumana de Morteros donde los soldados participaban de la construcción de una escuela, cuando fue visto por última vez, en junio de 1976. En el legajo de deserción, Milani consignó que Ledo se había fugado del campamento del Ejército en Morteros.

Por Infobae