Lo condenaron a 10 años de prisión por violar durante 5 años a la nieta de su pareja

img_1724-2

Un hombre fue condenado por la Justicia de La Rioja a 10 años de prisión por los abusos sexuales reiterados perpetrados contra una niña desde que la víctima tenía 6 años, quien es nieta de su pareja, que ejercía la tutela legal de la menor de edad.

El caso fue descubierto cuando la niña, ahora de 11 años, se animó a revelarle los ataques de que era víctima a una docente, quien ayudó a la abuela a llevar el caso ante la justicia.

En ese proceso los investigadores también descubrieron que la abuela y su pareja habían criado a la niña desde que tenía 6 meses, pero las dos eran víctimas de maltrato y golpes por parte del único hombre de la familia.

Luego de tomar declaración a ambas, en el caso de la niña con el sistema de protección de intimidad, y escuchar a varios testigos, la jueza Sara Alicia López Douglas dispuso condenar a José L. Coronel por “abuso sexual agravado por preexistencia de convivencia”.

La magistrada impuso a Coronel la máxima pena de diez años de prisión, como había pedido la fiscalía.

Coronel convivía con la abuela de la menor de edad y abusó sexualmente de la niña durante un lustro, desde que tenía 6 años.

Las fuentes explicaron que la abuela tenía la tenencia de la niña y el condenado las golpeaba a ambas, según lo manifestado por la víctima en Cámara Gesell.

En el juicio, se determinó que la abuela desconocía que su pareja había empezado a tocar en forma abusiva a la niña desde que esta comenzó a asistir a la escuela primaria y luego pasó a exigirle que le practicara sexo oral.

Pero la víctima habló con una docente, quien efectivizó la denuncia, luego de que la niña manifestara su temor porque el hombre a quien ella llamaba “papá” la había amenazado con matarla a ella y su abuela si hablaba.

Según la psicóloga del Juzgado de Menores Eleonora Cabral, la niña “fue criada por su abuela y la pareja de ésta, por la incapacidad de los padres de poder hacerlo”.

“La menor sufrió todo tipo de abusos: sexuales, malos tratos, golpes, insultos, los que fueron propagados de manera crónica y reiterada, convirtiéndose en experiencias naturales”, añadió.

La niña le tenía tanto temor a Coronel que cuando él en una oportunidad fue excarcelado “lloró mucho y empezó a dormir con un palo de hockey”, añadieron las fuentes.

La abuela y su pareja sostenían una relación de 14 años.

Por DyN