Julio Martínez: $4.500 millones para reequipar Fuerzas Armadas

f700x390-88238_127256_15
El Gobierno nacional pondrá en marcha un plan plurianual de recuperación de la capacidad militar para las Fuerzas Armadas y en 2017 destinará $4.515 millones para reparar materiales y comprar aviones, con financiamiento externo.
Se trata de 12 aviones de entrenamiento de pilotos Texan T-6 y cuatro aeronaves de transporte mediano Airbus C 295, que usarán la Armada y la Fuerza Aérea.
Según destacó el diario La Nación, en los próximos tres años, hasta 2019, se pagarán hasta $15.085 millones y el ministro de Defensa, Julio Martínez, prevé hacer las compras con financiamiento externo y ya negocia tasas del 3% tanto de bancos o proveedores del exterior.
En tanto, se especula, pero con reticencias, que si Macri autoriza más endeudamiento a Martínez, las inversiones podrían llegar a $30.747 millones en 2019, con buques oceánicos y polares, y decenas de vehículos de combate blindados.
“Tenemos que recuperar la capacidad militar. En los 12 años de kirchnerismo se perdió equipamiento, logística y entrenamiento. Y hay una decisión del Presidente de recuperar el Ejército, la Fuerza Aérea y la Armada”, dijo Martínez en declaraciones al matutino.
En tanto, para la organización del presupuesto 2017, las Fuerzas Armadas presentaron al Tesoro pedidos de endeudamiento para vehículos, aviones y buques de diverso tipo por $ 39.205 millones, en un plan hasta 2019.
Pero los requerimientos económicos hicieron que el Presidente autorizara solo gastos por $ 15.085 millones para los cuatro años de mandato: $ 9.906 millones con financiamiento externo para nuevos aviones y $ 5.179 millones presupuestados (recursos propios) para mantenimiento de material aeronáutico, en cuatro años.
Así, para las compras de aviones se pagarán el año próximo $ 3.554 millones con deuda y para el mantenimiento se ejecutarán $ 961 millones: un total de 4.515 millones de pesos.
Sin embargo, en Defensa no se descarta que Macri autorice en los próximos años algunas compras más para las alicaídas Fuerzas Armadas.
Mientras que el rompehielos Irízar espera el dragado para salir del puerto del complejo Tandanor a navegar y a hacer prueba de motores.