Alerta por recesión en Mendoza y La Rioja

58263e316b0be_613_393

La recesión amenaza a las economías de las provincias. La Federación Económica de Mendoza (FEM) advirtió ayer que la actividad en esa provincia está paralizada, mientras que el gobierno de La Rioja pidió a la Nación que extienda los subsidios salariales conocidos como Repro ya que la situación de la producción y el empleo es crítica.

El presidente de la entidad que agrupa a los empresarios mendocinos, Adolfo Trípodi, se quejó por “el estancamiento económico que atraviesa a toda la provincia” y pidió un “plan reactivador”.

“La inflación no cede y este año cierra con no menos del 40 por ciento, los combustibles seguirán aumentando, lo que impacta en los costos logísticos y la competitividad y el crédito es caro e inexistente”, cuestionó Trípodi.

Además, el empresario mendocino se quejó porque la transferencia de recursos desde los sectores privados productivos al financiero “es de las más altas de la historia” de la Argentina.

La queja fue expresada por Trípodi ante unos 500 hombres de negocios de la provincia cordillerana y frente al gobernador radical y aliado de Cambiemos, Alfredo Cornejo, en el cumpleaños 60 de la FEM.

Asimismo, el empresario y Cornejo acordaron “intentar volver a poner en discusión la minería” para diversificar la economía de Mendoza y se buscará impulsar el arribo de turistas de otras partes de la Argentina.

Por su parte, el gobierno de La Rioja pidió a la Nación que extienda el plazo y la cobertura de los subsidios Repro, que ayudan a las empresas industriales a pagar los sueldos de sus trabajadores, porque en el sector “la situación es crítica”.

El ministro de Industria provincial, Rubén Galleguillo, pidió a la Nación que habilite más cupo de ese programa, vigente desde 2002, y extienda el plazo de cobro, porque está previsto que las tres empresas industriales que lo reciben en La Rioja sólo cuenten con el subsidio hasta el presente mes.

Galleguillo dijo que “la situación del parque industrial es crítica”, tras conocerse que se produjeron 263 nuevos despidos en las últimas horas, en el marco de riesgo para unos 5.000 puestos de trabajo.

El funcionario riojano explicó que “este programa imposibilita a las empresas despedir empleados mientras sean beneficiarias”.

“En La Rioja solo hay tres empresas que tienen este beneficio y cuya finalización está prevista para este mes”, dijo.