El Senado da por caída la boleta electrónica y buscan exponer a los gobernadores

img_20161119_153115.jpg

Cuando ayer por la tarde el diputado de Cambiemos cortó la llamada el humor se le transformó. Del otro lado de la línea, un senador del Frente para la Victoria (FPV) le transmitió muy malas noticias. Los gestos de respaldo que el presidente Mauricio Macri había recogido de un grupo de gobernadores el martes no se reflejaron en la reunión que mantuvo horas después el bloque que comanda Miguel Pichetto (FPV). Más bien lo contrario. Los senadores plantearon abiertamente su rechazo a la reforma electoral que obsesiona al Gobierno y que ya aprobó la Cámara de Diputados. Cuando cortó, el legislador oficialista se resignó: “la reforma está muerta”.

Las opiniones en el FpV se dividieron entre los que pretenden sostener el voto con boleta en papel que se utiliza hoy y los que plantean cambios al sistema de boleta electrónica que impulsa el Gobierno. Estos, encabezados por el bonaerense Juan Manuel Abal Medina y el santafecino Omar Perotti, proponen sacarle el chip electrónico a la boleta, que el conteo sea manual y aplicar el cambio de sistema en forma gradual.

Incluso cruzaron contactos con el Frente Renovador de Sergio Massa y le ofrecieron dejar explícito en el proyecto que el año que viene se utilice la boleta electrónica en la provincia de Buenos Aires, como quiere el ex jefe de Gabinete. El FR levantó el pulgar. Íntimamente creen que eso les conviene.

No cayó bien entre los senadores del FpV la reunión de Macri con un grupo reducido de gobernadores en Olivos. Ese malestar se dejó ver en la reunión del bloque. Y poco rédito le sacó el Gobierno. Ese martes, Macri y su Gabinete se fueron a dormir anotando a los 15 votos en el Senado que representaban esos mandatarios del lado de los positivos para cambiar el sistema de votación. Ayer se dieron cuenta que, sólidos, no son más de siete.

“Les queremos cambiar las reglas de juego en sus distritos”, explicó más tarde el diputado de Cambiemos que recibió el llamado, “y ellos en esos distritos están ganando con el sistema actual”. La misma fuente le bajó el volumen a la valoración política que hacen en Casa Rosada de las cumbres con gobernadores. “En las reuniones con el Presidente siempre se dice que sí a todo -opinó-. Pero eso no se traduce en el recinto”.

El peronismo quiere boleta sin chip o sostener el sistema actual tradicional

El desfile de expertos que pasó por el plenario de comisiones del Senado que discute la reforma electoral fue un derrotero de críticas al chip electrónico de la boleta que quiere Macri. “Es fácil para un programador hacer que estas computadoras hagan trampa y cuando las vayan a auditar dejen de hacer trampa”, afirmó Alfredo Rezinovsky, especialista en informática y telecomunicaciones; “Hoy en día el mundo retrocede en el uso de estas tecnologías en el proceso electoral, eso no es opinable”, apuntó Marcelo Escolar, ex director Electoral porteño; “La comunidad de técnicos les está diciendo que esto no se puede hacer”, dijo el informático Tristán Grimaux.

Los senadores del FpV preparan para el jueves próximo otro desfile: el de gobernadores, para exponer su posición sobre el voto electrónico. Uno de esos senadores, todavía molesto por el mitin en Olivos, lo expresó así: “Que vengan a poner la cara”.

Por BAE