La actividad económica en La Rioja cayó casi 6 puntos en un año

e37b8698f50654b696a1fbb69bdf367e

En sintonía con casi todo el resto del país, la actividad económica en La Rioja cayó casi 6 puntos en el segundo trimestre, en comparación con el mismo período del año pasado, lo que revela una situación técnica de recesión, según publicó un informe la consultora económica Federico Muñoz y Asociados.

Para llegar a estas conclusiones se midieron las actividades de varios rubros económicos. La Rioja aparece entre las más castigadas por la inflación, el enfriamiento económico y la devaluación de diciembre pasado.

Santa Cruz, la provincia de Alicia Kirchner, lideró la caída: su economía sufrió más que cualquier otra y se deprimió 9%. Catamarca y La Rioja también mostraron desempeños muy negativos, con retracciones superiores al 6% interanual. Detrás de ellas se encolumnaron Neuquén, Jujuy, Mendoza y Misiones.

La tendencia coincide con los números del Indec, que midió a nivel nacional una caída del PBI de 3,4% por impacto de una sucesión de medidas adoptadas por el gobierno de Cambiemos, entre ellas la salida del cepo, la reducción de las retenciones y la suspensión transitoria de los pagos de la obra pública.

Sólo dos provincias no registraron caídas en las variaciones interanuales: Santa Fe y Córdoba fueron las únicas que, de los 24 estados subnacionales (sumando también a la Ciudad de Buenos Aires), crecieron entre abril y junio de este año en comparación con igual período de 2015.

Un punto que no puede pasar desapercibido es que las dos vieron modificarse sustancialmente sus ingresos por un fallo de la Corte Suprema de noviembre de 2015 que ordenó a la Nación dejar de retener el 15% de la coparticipación devolverle los fondos que habían quedado en las arcas nacionales por diez años, desde 2006.

Lo llamativo es que también San Luis fue beneficiada por esta medida, pero esta provincia, según el relevamiento de la consultora, cayó poco más de 3%.

En el caso puntual de Córdoba, la recaudación de ingresos brutos también muestra una favorable situación de la actividad: creció un 43,8% en el acumulado a septiembre, en comparación con los primeros nueve meses de 2015.

Santa Fe, en cambio, el ritmo de incremento de recaudación de ingresos brutos fue más magra: subió un 29,1% en el primer semestre, por debajo de la inflación. En ambas provincias la producción agropecuaria es fuerte.

Las mediciones se realizan por medio del Indicador Sintético de Actividad Provincial (Isap), que es un sistema compuesto por 25 indicadores (uno para cada provincia y otro para el agregado nacional) cuyas variaciones son construidas como un promedio ponderado de diversas variables que impactan en el nivel de actividad. Surgió como respuesta a un vacío en las mediciones oficiales sobre el comportamiento homogéneo de todos los distritos del país.