Griselda Herrera: Las provincias apuran planes de contención para fin de año

wp-image-626138568jpg.jpeg

Los gobiernos provinciales, como el nacional, están apurando las ayudas extras a los sectores más vulnerables para evitar conflictos a fin de año. Por las restricciones presupuestarias -la mayoría de los distritos afirmó que no cuenta con recursos para el bono de fin de año-, los gobernadores se inclinan por un refuerzo de la asistencia alimentaria que vienen entregando.

También en las provincias las organizaciones sociales y piqueteras vienen pidiendo más asistencia y que no cierren los comedores en el verano, y consideran que las respuestas oficiales -a todo nivel- son insuficientes. Pero sus referentes no prevén una agudización del conflicto.

Rubén Giacchi, ministro de Salud y Desarrollo Social de Mendoza, confirmó que habrá un suplemento para las 1500 familias que reciben ayuda alimentaria y que no están abarcadas en los comedores escolares. “Estamos definiendo el esquema”, dijo.

La titular de Desarrollo Social de La Rioja, Griselda Herrera, admitió a LA NACION que el tema está “en resolución”. Ayer, en esa provincia, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, insistió en que esperan un diciembre “tranquilo”. Frente a la gobernación hay un acampe de estatales precarizados que piden pasar a planta.

El gobierno de Santa Fe otorgará una ayuda económica y alimentaria a los más vulnerables, según señaló Jorge Álvarez, ministro de Desarrollo Social, quien espera una respuesta de la Nación para determinar la forma y el alcance. Santa Fe cuenta con el sistema de la Tarjeta Única de Ciudadanía, con la que 185.000 personas reciben el programa social-nutricional. Álvarez estimó tener la respuesta de la Nación en las próximas horas.

En Córdoba, el gobernador Juan Schiaretti distribuyó ayer la primera edición de la Tarjeta Social -asistencia alimentaria para 69.000 familias indigentes cofinanciada por la Nación- y no prevé refuerzos para los distintos programas sociales que están en marcha desde hace meses. “Se viene trabajando con tiempo, anticipándonos a lo que preveíamos que podía venir en una economía golpeada”, confió un ministro.

Horacio Rey, secretario de Gobierno chaqueño, anticipó que repartirán unos 20.000 bolsones navideños: “Por ahora no tenemos posibilidades de nada más con fondos propios, salvo que la Nación destine partidas”.

Por La Nación