Julio Delgado, presidente del primer diario recuperado: El diario de papel no va a desaparecer

p06f1-ale.jpg

Julio Delgado comenzó a trabajar en El Independiente de la provincia de La Rioja hace 25 años. El diario nació en 1959 como un emprendimiento privado para dar respuesta a la falta de información que tenía la región. Pero en 1971, en el marco de una crisis durante la dictadura de Alejandro Lanusse, los propios dueños impulsaron la creación de una cooperativa, para que los mismos trabajadores se hicieran cargo del medio. “Muchos tuvieron miedo y decidieron irse. Pasamos momentos duros. El peor fue la intervención durante la dictadura militar: muchos compañeros fueron perseguidos y exiliados. Es el primer diario cooperativo del país”, detalló Delgado, hoy presidente de la cooperativa que tuvo al legendario y perseguido periodista Alipio Tito Paoletti como su fundador.

—¿Cómo pasaron esos años?

—El diario tuvo una impronta social muy fuerte y cuando se produjo el golpe de 1976, los militares lo intervinieron produciendo un vaciamiento, tanto de los contenidos como de los recursos. Hacia 1982, los militares se retiraron del periódico y comenzó un proceso de reconstrucción del medio. Muchos compañeros estuvieron detenidos, otros se habían exiliado o simplemente se habían ido del diario por temor. De a poco, se retomaron las temáticas sociales y comenzó una recuperación económica y de la dinámica cooperativa hacia adentro de la organización.

—¿Cuantos trabajadores tiene el diario?

—El Independiente tiene 113 asociados. Es un diario de información general con una redacción web integrada, y además cuenta con una productora que realiza contenidos audiovisuales. La radio tiene muchos años pero hace poco se le dio la frecuencia definitiva como cooperativa.

—¿Cómo se trabaja desde la perspectiva de la autogestión?

—Lo valioso que tenemos es la gente, la convicción de que el colectivo va a sacar del pozo a cualquier empresa y cualquier iniciativa. Eso lo tratamos de contagiar entre todos.

—¿Las cooperativas son una herramienta valedera en cualquier circunstancia?

—Sí, es una herramienta para llevar soluciones a una salida de crisis. El gran poder que tienen las cooperativas en nuestro país no se visualiza. Las empresas recuperadas entre 2000 y 2001 fueron un modelo argentino que se exportó a Grecia, por ejemplo. Al día de hoy, son miles las cooperativas que se recuperaron y han evolucionado empresarialmente dándole valor a su trabajo, a su cooperativa, adquirieron su local. Le dan un valor diferente al sentido colectivo. Pero desgraciadamente las cooperativas no son una ambulancia para levantar heridos.

—¿Cuáles son los valores de una cooperativa?

—Tienen que ver con la democracia, con la dignidad. Hay que reforzar los grupos de trabajo para que se manifieste el trabajo diario de cada cooperativa. Estar unidos por una causa es una demostración de que sí se puede.

—¿Cuál es el mayor desafío?

—Incorporar el concepto de cooperativa en los trabajadores. Sentirse empleado genera un estatus del que cuesta salir. Se puede ser empleado hoy y mañana autogestivo. Es una lucha diaria.

—¿Cuáles son las ventajas?

—Ser dueño de su propio destino, idear el futuro de cada uno, pensar cómo hacer el trabajo para los compañeros y para las generaciones futuras.

—¿Cree que el diario de papel tiende a desaparecer?

—El diario de papel no va a desaparecer. Sí tiene que incorporar nuevos elementos para brindar a la sociedad herramientas complementarias a lo que no ofrecen los formatos digitales.

—¿Cuál es la importancia de los formatos gráficos?

—Tienen una impronta que tiene que ver con la veracidad y la seriedad del tratamiento de las noticias. No se borra. Eso significa que en algunos casos, el trabajo periodístico es diferente a lo que puede lograrse a través del formato digital.

Escribiendo en colmenas, los medios de una red

El periodista Julio Delgado es, además, presidente de la Federación Asociativa de Diarios y Comunicadores Cooperativos de la República Argentina (Fadiccra), que nuclea a medios cooperativos de todo el país, entre ellos a los otros cuatro diarios nacionales que funcionan bajo este formato: La Posta del Noroeste, de la localidad bonaerense de Lincoln; Comercio y Justicia de la capital cordobesa; El Diario del Centro del País, de la localidad cordobesa de Villa María, y el Diario de la Región, de Resistencia, capital del Chaco.

Existen además redes como la Red Colmena o la Red Gráfica, que son específicamente de medios cooperativos que también incluyen radios o formatos digitales, además de publicaciones gráficas que salen de manera semanal, mensual o bimestral.

Dentro de estas publicaciones semanales se encuentra la Cooperativa Tiempo Argentino, conformada por los trabajadores del diario cuyos dueños –Matías Garfunkel y Sergio Szpolski–, en medio de denuncias del vaciamiento de la firma, habían “vendido” a un empresario que al poco tiempo desistió de la compra.

Por El Ciudadano