Imputaron al ex intendente catamarqueño por facturas truchas de La Rioja

img_1965-1

La Unidad Fiscal de Delitos contra la Administración Pública, a cargo de Marcelo Sago, imputó por fraude a la administración pública al ex intendente de Capayán Pablo Názar y al ex secretario de Hacienda José Orlando Herrera. Según la investigación, los hechos de fraude alcanzarían a los $ 2.500.000. 

Se trata de hechos ocurridos en 2011. Según la investigación, semanalmente y en efectivo se realizaban pagos de $ 25 mil a una falsa empresa por servicios que nunca eran prestados por el supuesto alquiler de horas de maquinaria.

Una de las firmas sería de una persona que supuestamente tenía una empresa bajo la denominación de “Artaza”. Cuando la titular fue convocada por la Justicia, atestiguó que no tenía ninguna empresa y que nunca le brindó servicios al municipio de Capayán. Según la Justicia, el fraude por esta maniobra llega a los $ 2 millones de pesos.

Esta situación también fue investigada por el Tribunal de Cuentas, que a fines de septiembre emitió un dictamen por el que condenaba a Názar a devolver un poco más de $ 5 millones. Cuando el Tribunal realizó la presentación, la Justicia ya investigaba las supuestas maniobras fraudulentas de ese año. 

Más estafas 

La otra situación por la que Názar quedó imputado es por el vínculo con la empresa CEINSE SE por la que está detenida en Salta una falsa ingeniera. La empresa supuestamente realizaba la provisión de indumentaria de trabajo pero tampoco prestó ningún servicio. La investigación determinó que la empresa estaba inscripta pero tenía tres domicilios falsos.

En este caso la maniobra también consistió en realizar pagos semanales por $ 25 mil y hay dos hechos por $ 20 mil. El fraude alcanzaría los $ 500 mil. 

Además, se encontró la adulteración de facturas para simular montos superiores con respecto a los bienes adquiridos. En este sentido, se halló que se falsificaron facturas de bienes adquiridos en un corralón de La Rioja.

La mujer detenida en Salta se llama Irma Sofía Marcial, es catamarqueña y supuestamente tenía una empresa denominada CEINSE SRL, que en realidad sería una empresa fantasma. También habría ofrecido el servicio de alquiler de maquinarias viales y trabajos de ingeniería a la comuna que luego no realizó.

Los hechos ocurrieron en el segundo semestre de 2011. La mujer está detenida en la vecina ciudad y podría ser coimputada por fraude en Catamarca.

 La auditoría del TC

En la auditoría el Tribunal de Cuentas detectó graves maniobras en la supuesta facturación de bienes y servicios adquiridos por la Municipalidad de Capayán durante el primer semestre de 2011. Así, por ejemplo, los investigadores del TC confirmaron que en ese período se facturó $ 1.175.000 en concepto de servicios de alquiler de maquinaria a una persona que vive en Santiago del Estero y que declaró ante los auditores del TC que ni siquiera tenía una empresa y nunca prestó ese servicio a la comuna.

El fallo del TC señalaba que el ex intendente no aportó los contratos respectivos y tampoco un informe de la Secretaría de Obras Públicas sobre los días y la cantidad de horas de locación de la maquinaria que permita acreditar la legitimidad del gasto rendido. Y advierte que en los comprobantes no se consigna el período en el que efectivamente se cumplieron las horas máquinas.

“Efectuadas las confirmaciones con la proveedora en cuestión, ésta no reconoce haber emitido las facturas puestas a su vista ni la existencia de vínculo alguno con la Municipalidad de Capayán, señalando que no ha tenido nunca actividad comercial alguna”.

Por El Ancasti