Cuando aterrice hoy en Pekín, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, empezará a cerrar uno de los mayores objetivos del Gobierno para 2017: lograr que China financie unos 33.000 millones de dólares para proyectos de obra pública en por lo menos ocho provincias argentinas.

Se trata de planes que los gobernadores de varios distritos tejieron con China en los últimos meses. Así también se buscará ratificar la “alianza estratégica” que los presidentes Mauricio Macri y Xi Jinping propusieron profundizar.

Frigerio encarará en Pekín una abultada agenda con las autoridades chinas para concretar un ambicioso plan de 19 proyectos de obra pública en el interior de la Argentina. El ministro del Interior se reunirá con el ministro de Obras Públicas de China, con autoridades del Banco de Desarrollo, el ministro de Relaciones Exteriores, empresas de seguros y de la construcción.
“Hay una agenda que empezaron a armar varios gobernadores durante todo este año y que el ministro del Interior buscará cerrar de la mejor manera”, expresó a LA NACION una calificada fuente de la Cancillería. El embajador argentino en China, Diego Guelar, le preparó a Frigerio buena parte de la agenda en Pekín. Y la visita del ministro del Interior a China tiene que ver con la estrategia del Gobierno de apuntalar los acuerdos con Pekín teniendo en cuenta dos motivos centrales: por un lado, contar con los fondos frescos e inmediatos que ofrece China y, por otra parte, enfrentar un posible escenario adverso de Estados Unidos con un Donald Trump que se cierre a la economía latinoamericana.

Entre los proyectos de obra pública para 2017 que se propone cerrar Frigerio con las autoridades de China y con el respaldo del EximBank figuran los siguientes:

Planta Fotovoltaica Cauchari, en Jujuy. Se trata de un proyecto de obra pública para la generación de energía verde en el que ya avanzó el gobernador Gerardo Morales con Pekín, por unos US$ 450 millones. El presidente de Shanghai Electric Power Construction (Sepcc), Luo Jiacong, respaldó la alianza con Jujuy, que prevé un contrato de abastecimiento de energía para la construcción de una planta de 300 MW de potencia en el parque solar y geotérmico situado en la Puna.

Aprovechamiento hidroenergético El Tambolar, en San Juan. Éste es un proyecto que lleva más de una década frenado. Es el cuarto dique que se planificó sobre las aguas del río San Juan y a lo largo de su historia sufrió muchos vaivenes. Pero ahora la Casa Rosada apunta a contar con US$ 1100 millones de China para construir el mayor embalse sanjuanino con reservorio de agua y generación de energía.

Parque Eólico Arauco, en La Rioja. El gobierno de Luis Beder Herrera y la empresa HidroChina firmaron un preacuerdo para la instalación de 104 megavatios más de energía en el parque eólico riojano ubicado en el paraje La Puerta del departamento Arauco. Prevén una inversión de US$ 357 millones.

Rehabilitación del Ferrocarril San Martín. Se trata de un proyecto muy ambicioso del Gobierno para la compra de más vagones y la rehabilitación de vías financiado con un crédito de US$ 2000 millones en acuerdo con la empresa China Machinery Engineering Corporation.

Proyecto para la cuenca del río Salado, en Buenos Aires. “Esta obra va a generar casi dos millones de hectáreas puestas a producir en plenitud en Buenos Aires”, había dicho en su momento el presidente Mauricio Macri al anunciar la puesta en marcha de una nueva etapa del plan de infraestructura hídrica en la cuenca del río Salado, que contaría con fondos de China por unos US$ 1000.

Aprovechamiento multipropósito Chihuido I, en Neuquén. Este proyecto lo inició el gobierno de Cristina Kirchner para la generación energética en el río Neuquén y para asegurar la provisión de agua para consumo humano. Están en disputa las empresas chinas Gezhouba Group, PowerChina e HidroChina Corporation. El costo total de la obra es de US$ 2200 millones.

Represa Potrero del Clavillo, en Tucumán y Catamarca. El proyecto prevé el aprovechamiento hídrico de los ríos Gastona y Medina en una obra de unos US$ 1000 millones.

Dique Quines, en San Luis. La construcción de este dique por un monto de US$ 300 millones figura en el listado de proyectos que trabajará Frigerio en China, aunque no hay mayores detalles de esta iniciativa, motorizada por el gobierno de Alberto Rodríguez Saá.

Según pudo saber LA NACION, los proyectos de Jujuy, San Juan y La Rioja y el Ferrocarril San Martín se harían con adjudicación directa y con un crédito preferencial, y el resto se concretaría por licitación.

Alianza y campaña

Dos caras de una moneda

Los acuerdos de obra pública con financiamiento de China que buscará cerrar el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, combinarán dos variables de una misma jugada oficial: la ratificación de la alianza estratégica de Mauricio Macri con Pekín y la posibilidad de mostrar la obra pública en un año electoral clave, como será 2017. El viaje de Frigerio es el resultado de los acuerdos que tejieron los gobernadores y el propio Macri. China cuenta con fondos frescos para sustentar la obra pública en la Argentina y concretar así el sueño electoral de Macri de mostrar un gobierno activo. Pekín confirma de esta manera su plan de penetración en América latina.

Récord de la demanda de asfalto

Noviembre se convirtió en el mes con mayor consumo mensual de asfalto de los últimos 5 años y el segundo más importante de los últimos 10 años. Este incremento se registró por la obra pública que está llevando adelante el gobierno nacional en materia de infraestructura vial y pistas aeroportuarias. En comparación con noviembre del año pasado, el consumo de este mes aumentó un 60% (49.000 tn versus 31.220 tn). Además, desde agosto a noviembre de 2016 hubo una demanda sostenida de asfalto en el orden de las 40.000tn/mes, valor que se coloca un 17% arriba del promedio mensual anual de la última década. Para 2017, y al ritmo que está tomando la obra pública, se estima un consumo anual de 580.000 toneladas, la cifra más alta de los últimos 20 años.Desde Vialidad anunciaron ayer que se están construyendo 1000 km de autopistas, 3.000 km de rutas que están siendo repavimentadas y 1.300 km que se están pavimentando. En cuanto a la infraestructura aeroportuaria el gobierno nacional está renovando la pista del aeropuerto de Ezeiza y está finalizando las obras de reconstrucción total de la pista de Mendoza. “Nunca en la historia del país estuvieron construyéndose tantos kilómetros de autopista al mismo tiempo”, dijo el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich.

Por La Nación