La Casa Rosada inició ayer la estrategia para encarar la votación en el Senado del proyecto de impuesto a las Ganancias acordado por la oposición. Hubo una ronda de llamados a los gobernadores para que evitaran que sus diputados acompañaran la iniciativa que eleva el mínimo no imponible y grava la renta financiera, el juego y le devuelve retenciones a la actividad minera.
La presión tuvo cierto efecto. Los diputados de La Rioja, Misiones, Córdoba y Neuquén se ausentaron a la hora de la votación. Los bloques opositores llegaron igual a 140 votos y les sobró para la media sanción. Los gobernadores que entraron en acción fueron Sergio Casas (PJ), Hugo Passalacqua (Partido de la Concordia Social), Juan Schiaretti (PJ), y Omar Gutiérrez (Movimiento Popular Neuquino). La razón por la que aceptaron la presión de la Casa Rosada es doble: una es que pierden recursos si se eleva el mínimo no imponible, porque son coparticipables, y otra es que buscan evitar una mala relación con el Gobierno.

Los que se ausentaron fueron el ex gobernador riojano Luis Beder Herrera y la diputada Teresita Madera de la misma provincia, los dos del Bloque Justicialista. Guillermo Snopek, de Jujuy y del mismo bloque, también pegó el faltazo al momento de levantar la mano.

Los dos legisladores del Movimiento Popular Neuquino se fueron del recinto cuando sus compañeros se disponían a votar el proyecto: se trata de Adrián San Martín y María Inés Villar Molina. María Eugenia Brezzo, que pertenece al interbloque UNA y responde al gobernador cordobés Juan Schiaretti, también abandonó la Cámara de Diputados cuando se acercaba la definición.

El ex gobernador de Misiones, Maurice Closs, y el diputado Roberto Ziegler fueron otros dos ausentes en la definición del impuesto a las Ganancias. Algunos creen que la presión de los gobernadores tendrá mayor efecto en el Senado, donde los bloques están más alineados con las provincias. Sobre todo, para no votar algunos impuestos o las retenciones a la minería. Ayer, por ejemplo, el diputado José Luis Gioja, de San Juan, se abstuvo en el artículo que colocaba otra vez las retenciones a esa actividad. 

Por El Intransigente