Desde el inicio de su mandato como presidente Mauricio Macri se preocupó por mostrarse en movimiento. Los viajes a lo largo y a lo ancho de la Argentina y las giras internacionales marcaron el primer año del líder del PRO en el sillón de Rivadavia.

Según un relevamiento realizado por ámbito.com, en su primer año como mandatario Macri realizó 63 viajes, en donde visitó 13 países y sólo le quedaron por recorrer 4 provincias de Argentina.

Los viajes internacionales del Presidente tuvieron dos continentes como prioridad: América y Europa. En el primer caso, los países de la región contaron con mayor cantidad de visitas, siete. Mientras que Macri pisó el viejo continente en seis oportunidades. El restante viaje presidencial al exterior fue a China, principal socio comercial de Argentina en Asia.

Este último viaje fue uno de los tres que Macri realizó en el marco de visitas comerciales, los anteriores: el Foro de Davos, en Suiza, y el Foro Económico regional organizado en Colombia. El país cafetero fue uno de los tres países que Macri visitó en más de oportunidad. Comparte ese “honor” junto a Estados Unidos y El Vaticano, de la mano de las audiencias con el papa Francisco. 
Sin embargo, lo más cargado de la agenda de Macri en materia de viajes pasó por un largo recorrido por Argentina. En su primer año como presidente realizó 47 recorridas en donde sólo le quedaron cuatro provincias por visitar: Santiago del Estero, Santa Cruz, Tierra del Fuego y San Luis.

Del otro lado quedó la provincia de Buenos Aires, el distrito favorito de Macri. Junto a la gobernadora María Eugenia Vidal, el Presidente recorrió en ocho oportunidades distintas localidades del interior bonaerense. En segundo lugar quedó Córdoba con seis viajes presidenciales. Las razones de que ambos distritos hayan sido los más visitados por el mandatario no es menor: ambas provincias son tal vez sus dos principales bastiones políticos junto a la Ciudad de Buenos Aires.

La lista de las cinco provincias más visitadas por Macri lo completan Santa Fe, con seis viajes, Tucumán, hizo de anfitrión en cuatro oportunidades, y Corrientes, que recibió tres veces al Presidente. En cuanto a los distritos que fueron visitados sólo una vez, se anotan ocho provincias: Neuquén, Chubut, La Pampa, Misiones, La Rioja, Catamarca, Formosa y Misiones.

Lo concreto es que Macri aprovechó algunos viajes para realizar anuncios vinculados con su gestión, quince en total. Su región predilecta fue el norte de nuestro país. Allí, efectuó nada menos que nueve actos de gobierno.

Pero no sólo de anuncios vive el Presidente. A lo largo de sus primeros doce meses como mandatario, Macri realizó dos viajes de estrictamente de descanso. El primero fue a los pocos días de asumir cuando se retiró a Villa La Angostura, Neuquén, para esperar el inicio del año. El otro, el festejo de su cumpleaños 57 en la localidad de Ascochinga, Córdoba. Sin embargo, el Jefe de Estado aprovechó algunos viajes al exterior para disfrutar de unos días sin agenda. Los más recordados: sus paseos en bicicleta en Nueva York, con motivo de su primer discurso ante la ONU, y en Roma, en el marco de la segunda visita al Papa, también en bicicleta.

Con un promedio de cinco viajes al mes, Macri combinó en su primer año como presidente una agenda con extensos recorridos por el país y por el mundo. Un dato final. El mes más cargado fue julio con siete viajes, mientras que septiembre fue el mes que menos viajó: tres, todos ellos al exterior.

Por Ámbito Financiero