La senadora nacional y presidenta de la Comisión de Turismo del Senado, Teresita Luna, manifestó su rechazo al proyecto enviado por el Ejecutivo nacional que reduce la cantidad de feriados largos, eliminando los feriados puentes.

La legisladora por La Rioja manifestó su preocupación por la iniciativa que el oficialismo pretende tratar en sesiones extraordinarias, decisión con la cual, dijo, “se da marcha atrás con la medida que más contribuyó a la aparición de destinos emergentes cercanos a los grandes centros emisores de turistas”. Luna agregó que “el turismo cumple un claro rol redistributivo de la riqueza en el país, contribuyendo a atenuar las fuertes asimetrías regionales”.

“Las encuestas del Ministerio de Turismo de la Nación demuestran claramente que el esquema de pausas laborales propuesto por el Decreto Nro 1534/10 y los sucesivos complementarios de la norma, de ningún modo impactaron negativamente en la actividad productiva del país, sino por el contrario contribuyeron a su expansión. El turismo se ha constituido en una de las actividades más significativas para la generación de empleo, durante el año 2015 ha generado 1.090.000 puestos de trabajo, cifra que representa el 5,4 % del total de personal ocupado a nivel nacional”, continuó Luna en respuesta a argumentos esbozados por el Gobierno nacional para justificar la medida.

Luna cuestionó los justificativos esgrimidos por el Ejecutivo señalando que “el ordenamiento de los feriados y la introducción del concepto de feriados puentes, se encuentra en línea con una clara tendencia a nivel mundial que ha otorgado mayor previsibilidad y certidumbre a los distintos actores económicos involucrados en la actividad, favoreciendo una mejor planificación y conservación de los puestos de trabajo; beneficiando principalmente la actividad económica y el empleo de las PyMes, presentes en numerosos destinos del interior del país”.

Finalmente, Luna remarcó que “no se trata de cantidad de feriados sino de lograr una combinatoria inteligente que no se aprecia en la propuesta del nuevo Decreto que sí exhibe la intencionalidad de congraciarse con los prestadores de turismo de la ciudad de Buenos Aires, así como también de los empleadores de la industria que entienden el salario como un costo y variable de ajuste en contra de los trabajadores”.

Por Parlamentario