Según el último informe elaborado por Unicef y el Ministerio de Salud de la Nación sobre la salud de los adolescentes -que en 2015 representaban el 16,3% de la población- las principales causas de muerte de los argentinos de entre 10 y 19 años fueron las lesiones no intencionales o accidentes, que representan casi el 30% y se ubica en la principal causa de fallecimientos, seguida por los suicidios con el 13% en segundo lugar, los eventos de intención no determinada en tercer puesto con el 9,6% y los homicidios el 8,9%, además de enfermedades de diversos tipos.

La tasa promedio de muertes por cada 10.000 habitantes fue de 5,5 en 2013 a nivel nacional –con un total de 3866 fallecimientos- y en Salta ascendió al 7,8, la más alta de todo el territorio, con 206 casos. De esas muertes, 363 fueron suicidios.

El informe explica que los suicidios son una de las principales causas de muerte en la población de Argentina, sobre todo en el segmento más joven. Las tasas de mortalidad se han mantenido relativamente estables entre 1997 y 2011 en el promedio nacional, pero en el caso de Salta el incremento de la proporción es preocupante: entre 1990 y 2013, la tasa provincial ascendió de 3,7 a 21,1 muertes cada 100.000 habitantes, la más elevada del país y que casi triplica la tasa nacional de 7,2.

La triste estadística es compartida con Jujuy, que se ubica segunda en el mapa de la adolescencia suicida, con una tasa de 19,5 para el período 2011-2013, y seguida en tercer lugar por Formosa con 14,9 casos por cada 10.000 habitantes.

Mientras a nivel nacional la cantidades de muertes por suicidios en los jóvenes de entre 10 y 19 años se triplicaron entre 1990 y 2013, en la provincia de Salta se multplicaron por siete, un indicador preocupante y que se puede encontrar también en menor medida en otras provincias de la región como Tucumán, Catamarca, La Rioja, además de Jujuy y Formosa.

 Por La Gaceta