El gobernador de La Rioja, el peronista Sergio Casas, se pronunció hoy en contra del proyecto de modificación del mínimo no imponible de ganancias que aprobó la Cámara de Diputados, al afirmar que tendrá un impacto fiscal de 500 millones de pesos anuales y “desfinanciará a la provincia”.

De este modo, el gobernador riojano se sumó a los mandatarios peronistas que rechazan el proyecto que trata el Senado.

“El proyecto que se ha votado en Diputados no nos favorece en ningún aspecto, prueba de ello es que nuestros legisladores nacionales, atentos a una mirada provincial, optaron por no apoyarlo”, sostuvo Casas.

En su contacto diario con la prensa, Casas expuso que “el sistema coparticipable tiene que tener una base sólida”, por lo que reiteró que “no se puede incurrir en el desfinanciamiento de las provincias”.

El gobernador también fue categórico al afirmar que “no es tiempo para que se sancione en el Senado una medida como la que tratan en este momento”.

Según se especificó, La Rioja dejará de percibir unos 500 millones de pesos al año, ya que dicho gravamen es coparticipable y al perder aportantes la torta que se distribuye mermará ostensiblemente.
Aclaró que tampoco apoya el proyecto de ganancias que impulsa la administración Macri, ya que también “genera cierto temor para la provincia desde el sentido de que va a afectar sus finanzas” y que en todo caso “deberá haber compensación a las provincias”.

Ahora, habrá que ver si los senadores riojanos del PJ, Teresita Luna, Hilda Soria y Carlos Menem, acompañan la posición de su gobernador en el recinto.

Por Noticias Argentinas