El tradicional festival se realizará entre el 9 y el 13 de febrero en La Rioja para agradecer lo recibido de la Madre Tierra durante el año. Lo presentaron en Buenos Aires en un acto con autoridades provinciales y el ministro de Turismo de la Nación, Gustavo Santos.

Se trata de una de las celebraciones populares de mayor tradición en La Rioja y durante su desarrollo los habitantes de esa provincia, junto a miles de turistas que llegan para los festejos, recorren las calles de los distintos pueblos riojanos cantando coplas y arrojándose pequeñas cantidades de harina, agua y albahaca a manera de saludo cordial.

La edición 2017 de este encuentro ancestral, donde se difunden los valores culturales y gastronómicos de los pueblos riojanos y del resto del noroeste argentino, tendrá lugar en el Autódromo de la ciudad de La Rioja y contará con la participación de Sergio Galleguillo, Luciano Pereyra, Los Tekis, Soledad Pastorutti, el Chaqueño Palavecino y Cuty y Roberto Carabajal, entre otros músicos solistas y grupos musicales locales y del resto del país.

El evento incluirá la realización del concurso la Pre-Chaya y, por primera vez, de las llamadas Chayas Barriales, espacios donde los lugareños y visitantes, al son de vidalas y recorriendo las calles de los barrios riojanos engalanados con guirnaldas, llevan a cabo los “topamientos”, que son encuentros en los que el público quema el yuyo Pujillay entre ramilletes de albahaca mientras arroja, con respeto, harina y agua entre los presentes.
Santos señaló durante la presentación de la fiesta que “siempre es bueno recordar las raíces, la cultura y la tradición que identifican a una provincia” y dijo que este encuentro “además de cumplir con esos objetivos aporta trabajo porque dinamiza la actividad económica”.

El ministro de Turismo destacó que el evento, además, “es útil para que la gente conozca el destino La Rioja durante el verano, que es una época del año con atractivos turísticos de una belleza única en esa región”.

“La región donde se realizan los festejos es un tesoro escondido del turismo argentino, y por eso es bueno para toda la actividad que se conozca su identidad, su valor cultural y su riqueza paisajística”, subrayó el titular de la cartera turística argentina.

Por su parte, el gobernador de La Rioja, Sergio Casas, afirmó que la Fiesta Nacional de la Chaya “es una oportunidad que tenemos los riojanos de agradecer todo lo que recibimos de la Pachamama y de los demás” y en ese sentido abogó porque “esa sensación de desearle al bien al prójimo se traslade a todos los estamentos de la sociedad para lograr una Argentina mejor”.

“Los festejos ayudan a poner en valor nuestra música, los valores culturales de la región y el trabajo de nuestros artesanos, y por eso siempre lo esperamos con alegría”, remarcó Casas.

En tanto, el titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi, manifestó que “este festejo se relaciona con la esencia del turismo, que es el interés que la gente manifiesta por conocer otras culturas y formas de vida”.

Lombardi puntualizó que “esta fiesta también ayuda a difundir los atractivos de La Rioja, una provincia que junto a San Juan y Catamarca están llamadas a ser las atracciones salientes en el futuro del turismo”.

Por último, el secretario de Turismo riojano, Álvaro Del Pino, manifestó que “ya se está trabajando con fuerza en los preparativos del evento” y consideró que “todo va a estar listo antes de la fecha de comienzo de los festejos”.

Del Pino indicó que “hay un crecimiento importante de la infraestructura hotelera en La Rioja y también en el resto de la provincia” y estimó que esta circunstancia “nos permite estar en condiciones de dar respuestas adecuadas a los casi 50.000 turistas que se movilizan por nuestra región en esa fecha”.

La presentación de la fiesta sirvió de marco para que la cantautora María de los Ángeles “La Bruja” Salguero sea designada Embajadora Cultural Provincial” en reconocimiento a su trayectoria y su trabajo a favor de la difusión del acervo cultural riojano.

Por Télam