Un automóvil quedó completamente destruido este martes, cuando se encontraba estacionado en la ciudad de La Rioja, por un incendio que provocó un espiral para ahuyentar mosquitos que había colocado el dueño dentro del vehículo.

El hecho ocurrió esta madrugada cuando Rodolfo Nicolás Rearte, de 63 años, escuchó ladrar a los perros y se despertó. Al salir a ver qué ocurría, vio su Peugeot 504 que se incendiaba, informó la policía.

Los bomberos voluntarios y policías arribaron al lugar y controlaron las llamas antes de que el vehículo, que utiliza gas natural comprimido, explotara. El hombre admitió que había colocado dentro un espiral para ahuyentar la gran cantidad de mosquitos que había ingresado dentro del automóvil.

Por Dia a dia