El trabajo en negro subió en el tercer trimestre del año al 33,8% y creció 0,7 puntos porcentuales respecto del 33,1% relevado en el mismo período del 2015, informó el INDEC. El mayor porcentaje de trabajo precario se registró en el NOA con el 40,3%, mientras que fue menor en la Patagonia con 17,5%.

Cuyo registró un 36,7% de trabajo en negro, seguida por el NEA con un 34,8%, el Gran Buenos Aires un 33,7 y la Pampeana 33,3%, todos por encima del nivel general.

Según el informe oficial, dentro del Gran Buenos Aires, en la Ciudad de Buenos aires llegó al 20,8%, mientras que si se toma solamente el conurbano bonaerense la medición llega al 37,7%.

En el Noroeste, Salta tuvo un 47%, el Gran Tucumán 45,4%, Santiago del Estero 36,4%, Jujuy 28,5%, Gran Catamarca 30,6% y La Rioja, 35,9%.

En el Noreste, el Gran Resistencia lideró los porcentajes con 38,9%, siguió Corrientes con 36,2%, Formosa 25,3% y Posadas, 34,0%. La Región Pampeana tuvo al Gran Córdoba con la informalidad más alta con 39,7%, seguida de Concordia con 39,0%, Río Cuarto con 38,0%, Mar del Plata 34,6% y el Gran Rosario con 33,7%.

En la misma región el Gran Santa Fe tuvo una medición de 30,6%, el Gran La Plata un 28,7%, San Nicolás-Villa Constitución, un 25,3%, Paraná 23,2%, Bahía Blanca y Cerri 27,1% y Santa Rosa-Toay con un 17,1% tuvo el menor registro de la región Pampeana.

En la Patagonia, Ushuaia tuvo un 8,2%, Neuquén-Plottier 23,4%, Rawson-Trelew 27,2%, Viedma y Carmen de Patagones, 18,3%, Comodoro Rivadavia-Rada Tily 12,3% y Río Gallegos con 12,3%.