Gustavo Feldman, abogado del ex titular del Ejército César Milani, reivindicó las acciones en defensa del otrora jefe castrense en la causa por la desaparición del conscripto Alberto Ledo durante la última dictadura en Tucumán, luego de que la Justicia fijara para el 14 de febrero próximo la toma de declaración indagatoria.

En ese sentido, el letrado recordó que de los 127 casos de conscriptos desaparecidos, “sólo labraron 55 actas y nunca imputaron al labrante de las mismas”. De hecho, recordó: “Citamos el caso Germán Cantos, en el que Daniel Bejas, el mismo juez que el caso Ledo, procesó sólo al jefe de unidad”.

Feldman también indicó que “se planteó también la hipótesis de que a Ledo lo privó de la libertad Inteligencia del Ejército, en base a los documentos citados, por ejemplo, en un informe del Cels”.

Por eso aludió también a “la existencia de planes criminales particulares en los que Inteligencia habría sido la autoridad de coordinación”.

Al respecto, el abogado hizo hincapié en que “Milani era subteniente y, con ese grado, nunca pudo haber formado parte por entonces del área de Inteligencia” en la represión ilegal.
Feldman, además, habló de la existencia de una “disparidad de trato evidente”, en contraste con otros expedientes similares, tras lo cual advirtió que el acta “no se trata de un documento materialmente intachable, como requiere la Cámara porteña en la causa 13”.

“Lo que hay en la causa es una fotocopia simple y sin certificar, con una grafía que Milani nunca reconoció como propia (la defensa pidió la pericia caligráfica de la misma)”, aportó el letrado.

Por último, Feldman resaltó: “Nunca ninguna defensa de imputados de delitos de lesa humanidad tuvo esta impronta de querer dilucidar la verdad,además de desbaratar la sospechaque haya sobre su patrocinado. Nunca jamás la defensa ha planteado la comparecencia de testigos como el (ex jefe del Ejército) Martín Balza o León Arslanian (ex magistrado que juzgó a los artífices de la dictadura militar) para esclarecer la verdad”.

Por La Capital