El Día Mundial de la Paz fue conmemorado hoy en La Rioja con una misa que ofició en la catedral capitalina el obispo diocesano Marcelo Colombo durante el Tinkunaco, que se celebra todos los años entre el 31 de diciembre y el 2 de enero en honor a San Nicolás, patrono de la provincia.

Luego de la celebración religiosa, las autoridades provinciales recibieron a los alféres, allis y aspirantes que representan al pueblo riojano, compartieron un brindis de camaradería y se cantó al compás de una caja y un arco el antiguo himno “Año Nuevo Pacarí”, como lo hacía el Inca del Perú.

“Estas fiestas nos ponen en situación de poder renovar nuestra fe cristiana y la esperanza de tiempos mejores, además de pedir por la Paz en el mundo sobre todo con los hechos de violencia que suceden”, dijo Velardez a la prensa

El ministro destacó que “todo lo que se hace en el marco del Tinkunaco es importante para los riojanos y para la cultura misma de La Rioja, porque se manifiesta la participación, tolerancia, pero especialmente el encuentro de dos culturas”.

Herrera señaló que este es “un pueblo de mucha fe, y esto se pone de manifiesto en estas fiestas como lo es el Tinkunaco”, un homenaje a San Nicolás y al Niño Alcalde.

“También hoy es importante destacar el Día Mundial de La Paz. Necesitamos paz sobre la tierra, el mundo debe entender que todos somos hermanos y tenemos que vivir en paz”, instó la ministra de Desarrollo Social riojana.

Los fieles participaban esta noche de una procesión con las imágenes del Niño Jesús Alcalde y de San Nicolás por las calles adyacentes a la plaza céntrica 25 de Mayo hasta la catedral, donde monseñor Colombo dará un mensaje y la bendición papal.

Por Télam