El secretario de Interior, Sebastián García de Luca, descartó que el Gobierno pretenda utilizar este año la obra pública para instalar candidatos de Cambiemos y subrayó que “no se quiere hacer kirchnerismo” en ese sentido.

“No es nuestra forma de ser y lo hemos demostrado durante el año pasado. La obra pública se determina en base a las prioridades de gestión. Es lo que realmente hemos hecho y hemos avanzado en obras en provincias como Santa Cruz, La Rioja, Formosa y La Pampa”, sostuvo el funcionario nacional.

En diálogo con Radio Mitre, el número dos de la cartera que conduce Rogelio Frigerio destacó que “la obra pública no ha tenido que ver con la cuestión política y eso ha marcado una diferencia en la forma de hacer política”.

“No hay una discusión donde querramos hacer kirchnerismo con la obra pública”, sentenció el integrante del Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda.

Por otra parte, García de Luca anticipó que el próximo 2 de febrero habrá una reunión con los 24 gobernadores para avanzar en un “nuevo esquema fiscal”, ante lo cual consideró que “hace falta una reducción de gastos innecesarios” por parte de los mandatarios provinciales.

Asimismo, el funcionario nacional justificó la transferencia de 25 mil millones de pesos al Gobierno bonaerense al afirmar que el Ejecutivo nacional contempló “la necesidad que tiene la provincia, el Conurbano”.

Por Ámbito Financiero