Saltar al contenido.

La Rioja tiene previsto colocar un bono por u$s 200 millones en febrero 

El Ministerio de Finanzas prepara una colocación de deuda que podría superar los 5.000 millones de dólares y alcanzar los 10.000 millones en el primer trimestre del año, según proyecciones que circulan en el mercado financiero.

Algunos operadores temen que la asunción del republicano Donald Trump como presidente el 20 de enero próximo dispare una aumento de tasas de interés que termine trasladando dólares desde los mercados emergentes hacia los Estados Unidos y encarezca el costo del dinero, por lo que la administración de Mauricio Macri buscaría anticiparse lo más posible a esa posibilidad.

Las especulaciones de los operadores del mercado hablan de una probable emisión a 5 años que hasta pueda resultar sobre suscripta, y luego otra similar.

Con una emisión en esos plazos de vencimiento el gobierno podría pagar una tasa de entre 5,5 y 6%, en el mercado internacional.

La intención del gobierno es salir con una primera operación antes de la asunción del nuevo presidente de los Estados Unidos Donald Trump, que según el cronograma de licitaciones está prevista para el 12 de enero próximo.

La tasa estadounidense efectivamente se movió desde el 1,75% previo a la elección de Trump al 2,45% tras la victoria electoral del ahora presidente norteamericano electo, pero posteriormente se mostró más estable.

El ministro de Finanzas, Luis Caputo, ya adelantó que el gobierno realizará colocaciones en enero, en la conferencia de prensa tras su asunción y luego difundió el cronograma de las licitaciones de colocación de deuda.

La cartera de finanzas adelantó que las colocaciones incluirán Letras del Tesoro (LETES) a un plazo cercano a los 90 días y “otros instrumentos que serán definidos a medida que se avance en la ejecución del Programa Financiero, y tomando en consideración las condiciones de mercado en cada fecha”.

Según el adelanto de Finanzas el ministerio tiene previsto realizar colocaciones el 12 y 26 de enero, el 16 de febrero, y el 2, 16 y 30 de marzo próximo.

El 20 de enero Trump asumirá la presidencia Estados Unidos pero, antes de eso, las empresas argentinas Pampa Energía, Genneia, junto a las colocaciones del propio Tesoro Nacional harán emisiones porque esperan un panorama estable de la tasa norteamericana.

Tras la victoria de Trump, varias compañías y jurisdicciones argentinas decidieron suspender las colocaciones de deuda que tenían previstas por temor a que fueran afectadas por un alza de los rendimientos de los bonos del tesoro estadounidense a 10 años.

Según los operadores del mercado local, es probable que los emisores de deuda soberana y decidan acceder al mercado internacional de deuda antes de que aumenten las tasas y tengan que enfrentar un mayor costo en términos de tasa de interés.

Además de las emisiones de Genneia y Pampa, otras tres empresas como YPF que buscará colocar hasta u$s 1000 millones en febrero; Central Puerto por hasta u$s 400 millones y Aeropuertos Argentina 2000, por u$s 400 millones, tienen previsto realizar operaciones en el segundo mes del año.

También algunas provincias tienen previsto colocar un bono en febrero como la La Rioja (u$s 200 millones), Tierra del Fuego (u$s 150 millones), Entre Ríos (u$s 250 millones) y Santa Cruz (u$s 350 millones) y esperan la colocación del gobierno nacional para tener una referencia sobre la tasa de interés que van a pagar.

Por Noticias Argentinas

A %d blogueros les gusta esto: