Este año las provincias saldrían a buscar menos deuda en los mercados internacionales. Al menos eso confían en el gobierno nacional, cuando se preparan para conseguir u$s 5000 millones este jueves en la plaza para cubrir una parte de las necesidades de financiamiento para 2017.
“La expectativa es que serían menos emisiones que durante el año pasado”, sostuvo el secretario de Finanzas, Santiago Bausili, en un encuentro con periodistas en el que el ministro Luis Caputo presentó el programa financiero. Y agregó que “hay alguna que otra que está en la gatera”.

Mencionó que provincia de Buenos Aires estima emitir por la mitad que en 2016 (el año pasado colocó u$s 3000 millones) y Chubut, por ejemplo, que consiguió u$s 650 millones, ahora no planea salir a los mercados internacionales.

Según el analista Sebastián Maril, de Research For Traders, hay cuatro que, si bien están aún un poco “frías” en la posibilidad de salir a emitir, son las que mostraron interés en conseguir financiamiento en el mercado externo, según se rumorea en el mercado. Algunas de estas, de hecho, no sólo son rumores si no que además quedaron pendientes de emitir el año pasado, cuando a fines de octubre cambiaron las condiciones financieras internacionales.

Las que se alistan serían Entre Ríos, por u$s 250 millones; Tierra del Fuego, por u$s 150 millones; La Rioja, por entre u$s 200 y u$s 300 millones; y Santa Cruz, por u$s 250 millones.

“Las provincias el año pasado emitieron alrededor de u$s 7000 millones. Mauricio Macri autorizaba a cuentagotas a las que iban a salir. Por eso no se vio que salieran a emitir una tras otra”, recordó Maril. Anotó un dato: que los estados subnacionales siempre reciben los peores créditos dentro de la Argentina, incluso por detrás de los corporativos.

Se mostró escéptico acerca de la posibilidad de que en 2017 las provincias coloquen deuda en dólares en el exterior de manera similar a la del año pasado. “Hasta que las provincias no congelen gasto, al Gobierno le cuesta admitir que tengan que emitir para financiarse”, sostuvo.

El año pasado la última en emitir fue Santa Fe, con un bono de u$s 250 millones en octubre. Luego de eso la situación internacional se ensombreció. “Las elecciones en Estados Unidos, la suba de la tasa de interés y el hecho de que en diciembre por vacaciones prácticamente cierran los mercados, se frenaron las colocaciones previstas”, describió Maril.

Si bien en el Presupuesto de este año se incluyeron algunos puntos que darían facilidades a las provincias que tengan sus cuentas en equilibrio de conseguir la autorización de endeudamiento por parte del Gobierno Nacional, Caputo dijo, ante una pregunta de El Cronista, que seguirán siendo los coordinadores de las emisiones.

De todos modos, la colocación que logre el Gobierno Nacional este jueves servirá de termómetro para quienes puedan ir detrás a buscar fondearse en el mercado internacional.

“La mayoría de las provincias están en una situación fiscal mejor”, reconocieron los funcionarios en el encuentro con periodistas. Sin embargo, las estimaciones marcan que, en pleno año electoral, en el consolidado de las provincias el déficit se ubicaría, en el mejor de los casos, en niveles similares a los del año pasado.

Félix Piacentini, de NOAnomics, identificó que, si el gasto en las provincias aumentara a un ritmo de 22% (que es lo proyecta Nación), se terminaría con un déficit de 1% del PBI, que sería el mismo nivel que el año pasado.”Pero en un año electoral, que sería muy optimista. Si subiera el gasto al 25%, ya se llegaría a un rojo mayor, de en torno a 1,4% del PBI, que es más probable”, calculó.

Un punto que jugará a favor es que las provincias van a tener ingresos un poco mejores por coparticipación que el año pasado: mientras que en 2016 recibieron recursos por el equivalente al 7% del PBI, en 2017 será el 8%, sostuvo Piacentini. “Aún así, la situación fiscal no mejora demasiado”, razonó.

Por Cronista Comercial