La policía riojana detuvo a un joven de 25 años, oriundo de Córdoba, acusado de robar 260 piezas de alto valor arqueológico y paleontológico del museo cordillerano Quilur Ñan, las que fueron encontradas, en tanto dos cómplices permanecían prófugos.

En un comunicado difundido en las últimas horas, el gobierno riojano informó que el detenido, identificado como Ismael Fernando Oviedo (alias Iraquí), confesó el robo perpetrado días atrás en el museo situado en la localidad de Vinchina, a unos 350 kilómetros al oeste de la capital provincial.

En el hecho, en el marco del cual se llevaron piezas valuadas en unos 2 millones de pesos, participaron otras dos personas que se encuentran prófugas.

Los procedimientos para hallar a los responsables fueron realizados por orden de la jueza de instrucción de Villa Unión, Virginia Illanes Bordón.

A raíz de la confesión de Oviedo, se pudieron encontrar las piezas, escondidas entre pastizales envueltas en bolsas, a su vez cubiertas por una sábana de color marrón, a unos 400 metros del barrio El Abrojal, en Vinchina.

Los objetos, pequeños pero de alto valor simbólico y material, sobre todo en el mercado negro, pertenecen a culturas aborígenes de la zona cordillerana de La Rioja.

Por Agencia DyN