Saltar al contenido.

La Rioja, entre las provincias con mayor caída del consumo de cemento

De acuerdo con el informe elaborado por el Instituto de Estadística y Registro de la Industria de la Construcción (IERIC), La Rioja y Catamarca figuran entre las provincias con mayor caída del consumo de cemento, el cual funciona como un indicador del nivel de desarrollo de la obra pública y privada.

En el comparativo de noviembre de 2016 con igual período de 2015, Catamarca registra una baja del 19,8%.

También hubo caídas en San Luis (-28%), Santa Cruz (-25,7%), La Rioja (-22,3%) y Chaco (-21%). Acumulado a noviembre de 2016, el consumo de cemento presenta un descenso del 11,7%.

Sin embargo, siete jurisdicciones presentaron subas superiores a la del promedio nacional. Los mayores aumentos se dieron en Formosa (+22,4%), CABA (+19,2%), Corrientes (+13,2%), Santa Fe (+11,8%) y Buenos Aires (+9,8%).

El consumo de cemento en el interior del país alcanzó 1.013.084 toneladas, con una suba interanual del 1,8%.

Analizando el crecimiento del consumo de cemento por tipo de envase, en noviembre de 2016 el 62,7% se realizó en cemento en bolsa, con una baja del 2,8% interanual. Mientras, el consumo de cemento a granel (37,3% del total) aumentó un 10,5%. El cemento a granel se asocia a obras de mayor tamaño relativo, las cuales, según el IERIC, están estrechamente más relacionadas con la ejecución de obras de infraestructura (financiadas en su mayoría por la inversión pública).
Precios altos

El incremento significativo del nivel general de precios influye negativamente en las decisiones de consumo y de inversión. Por un lado, se reduce el poder de compra de la población y, por consiguiente, su capacidad de ahorro. Por el otro, se dificulta la toma de decisiones a largo plazo, porque se torna más difícil calcular los retornos reales de la inversión. En Argentina, en 20 de los últimos 34 años las tasas de inflación superaron el 17%, afectando negativamente el crecimiento de la economía en general, y del sector de la construcción en particular.

Construcción 

La industria de la construcción es una actividad muy sensible a los vaivenes de la economía, ya que crece aproximadamente el triple de lo que lo hace el producto general de actividad y baja entre 3 y 10 veces más que la economía en su conjunto.

El nivel de actividad de la economía en general y del sector de la construcción en particular no es ajeno a las variables macroeconómicas porque se encuentran fuertemente vinculados a las variaciones del tipo de cambio y del nivel general de precios. Es decir, de la inflación.

Por El Ancasti

A %d blogueros les gusta esto: