Saltar al contenido.

Los gobernadores quieren fijar un techo a la paritaria estatal

Antes de reunirse con el Ejecutivo nacional, los gobernadores preparan un encuentro a solas para consensuar un techo a la paritaria de los salarios estatales. Además, tienen previsto fijar criterios comunes para la recuperación de los puntos de la coparticipación: pretenden que, al menos, se distribuya como estipula la ley.

Los caciques provinciales tienen pensado juntarse la primera semana de febrero. En esos días, también se reunirá la cúpula de la CGT para discutir lo mismo: cuál será el aumento para este año a los trabajadores. Los mandatarios quieren escuchar lo que digan los sindicalistas.

El encuentro a solas tiene lugar: el Hotel Savoy, en Buenos Aires, a dos cuadras del Congreso. Es el mismo lugar que eligieron para la última reunión en diciembre, en la que debatieron la reforma al impuesto a las ganancias. Pero el día todavía no es fijo, oscila entre el 2 y el 5 de febrero. Ayer, fuentes del peronismo dijeron a PERFIL que “la reunión está en pie”, pero no descartaron que a último momento haya sorpresas. “Hay gobernadores que tienen algunas dudas”, aclararon.

Los que conversan para unir fuerzas en febrero son los peronistas Domingo Peppo (Chaco), Hugo Passalacqua (Misiones), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Juan Manuel Urtubey (Salta), Juan Schiaretti (Córdoba), Sergio Uñac (San Juan) –enviará a su ministro de Hacienda–, Alberto Rodríguez Saá (San Luis), Sergio Casas (La Rioja) y Rosana Bertone (Tierra del Fuego). Además, estarán el socialista Miguel Lifschitz (Santa Fe) y el frentista Alberto Weretilnek (Río Negro).

Según confiaron fuentes de distintos gobernadores a PERFIL, la paritaria estatal no debe superar el 20% de aumento por seis meses. Esto no implica, necesariamente, que luego no haya otro 20% por el resto del año. “Siempre, al principio, se da la suma más fuerte”, explicó un ministro de Hacienda en diálogo con este diario.

Hablarán, además, con el ministro de Educación, Esteban Bullrich, porque, dicen, la Nación fija criterios que después las provincias tienen que asumir como propios. Por ejemplo, si el gobierno nacional establece un 22% de aumento para los maestros, luego los distritos se tienen que hacer cargo con fondos propios.

El otro tema de debate será la coparticipación. Allí, los gobernadores quieren que, al menos, se distribuya tal como está previsto en la ley, algo que no sucede. “El 56% de la recaudación debería ir a las provincias, pero eso no ocurre”, explicó un mandatario a PERFIL. Ponen como ejemplo el impuesto al débito y al crédito bancario, que sólo se coparticipa un 30%. Y añaden que hay que eliminar impuestos distorsivos. Un planteo de las provincias del interior será la reactivación de las economías regionales. Un problema que sufren, entre otros, es el costo del flete. “Trasladar las cosas a Buenos Aires nos sale más caro que llevarlas de Buenos Aires a Europa”, ejemplificó un ministro. Para esos casos, sostiene, debe haber alguna clase de subsidio que haga más competitiva la economía regional.

Todo eso se pondrá sobre la mesa.

El macrismo primero quiere escuchar

El Gobierno dice que aún no tiene plan concreto sobre la coparticipación. “Primero queremos escuchar a los gobernadores”, dijo a PERFIL un secretario de Estado. Además, pretenden fijar las metas fiscales para este año. Entre los mandatarios hay cierto malestar con el Gobierno por cómo se manejó, hasta ahora, la distribución de la obra pública. Sobre todo, entre los mandatarios del peronismo. Como éste es un año electoral, está previsto un fuerte incremento a ejecutar infraestructura en todo el país, no sólo en Buenos Aires.

Por Perfil 

A %d blogueros les gusta esto: