El gobernador de La Rioja, Sergio Casas, cuestionó hoy el decreto presidencial que hace algunos días restringió el ingreso de extranjeros al país y aseguró que la provincia le abre la puerta “a quien quiera venir a pisar este suelo argentino, siempre que venga en son de paz, trabajo y respeto”.

“Nuestra filosofía es respetar a nuestra gente y abrir la puerta a quien quiera venir a pisar este suelo argentino, siempre que venga en son de paz, trabajo y respeto. Nosotros respetamos a las colectividades, tenemos un buen trato y estamos muy agradecidos por la presencia de ellos en nuestra tierra porque son gente de trabajo”, opinó el gobernador.Al participar en Chilecito de la apertura del Febrero Chayero, admitió ante la prensa que 2017 “es un año difícil. El año que hemos pasado no ha sido nada fácil” y se pronunció a favor de que este año “se extienda el respeto institucional” en el marco de las relaciones Nación-Provincia. Casas advirtió que piensa “seguir luchando por algo que legítimamente nos corresponde, que es el punto de Coparticipación Federal” (cedido en la década del 80).

Con referencia a la posibilidad de dar aumentos de sueldos a los empleados públicos, destacó que “La Rioja hoy está correctamente administrada, damos todo lo posible dentro del marco presupuestario y no en vano La Rioja está considerada como una de las provincias con mayor transparencia y menor déficit fiscal”.

Sin embargo, consideró que “La Rioja no está preparada para afrontar el ajuste que implementa el presidente (Mauricio) Macri. La Provincia tiene los sueldos más bajos del país y es algo histórico, porque lo hacemos en el marco del Presupuesto. Esto es porque uno no puede comprometerse a pagar lo que no tiene. Nosotros damos el máximo de los aumentos posible”.

Por Agencia DyN