Saltar al contenido.

La tasa de adolescentes que fueron madres en La Rioja alcanzó el 16,49%

La tasa de adolescentes que fueron madres a nivel país alcanzó el 14,51%, según los últimos datos publicados por el Ministerio de Salud de la Nación en las Estadísticas Vitales.

A nivel nacional la tasa de madres adolescentes de hasta 19 años, en relación al 2014, también bajó: de 15% pasó a 14,51% en el 2015. Pero no deja de ser preocupante la problemática, en especial en aquellas regiones donde la tasa llega casi a la cuarta parte del total de mujeres que tuvieron bebé. Estos son los casos de Formosa (23,62%), Chaco (23,36%) y Misiones (22,28%), donde los indicadores superan ampliamente la media de la Argentina y prácticamente uno de cada cuatro niños que nacen tiene una mamá menor de 20 años.

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en cambio, las madres adolescentes sólo representan el 5,9 % del total.

En cuanto a madres menores de 15 años, en Salta se registraron 182 en el 2015. Es decir un 21% menos que en el 2014, año en el que 231 adolescentes -de esta franja etaria- dieron a luz.

Esto puede ser alentador, pero igualmente la cifra está muy lejos de las jurisdicciones donde el número de este indicador no supera los dos dígitos, como por ejemplo en Ciudad de Buenos Aires donde solo 38 chicas de menos de 15 años fueron madres, Tierra del Fuego (4), La Pampa (19) o La Rioja (24).

Adolescentes menores de 20 años del NOA que fueron madres en 2015


2015: Porcentaje de madres menores de 20 años 


2014: Porcentaje de madres menores de 20 años 


“El cuerpo de una mujer adolescente está preparado para el embarazo y el parto, pero la maternidad es mucho más complejo que poner el cuerpo. La maternidad tiene que ver con la madurez”, subraya Mónica Gelsi, ginecóloga y sexóloga del Hospital Materno Infantil de Salta, y docente de la Facultad de Medicina de Tucumán

“Falta abordaje del tema con enfoque de género, porque un bebé se hace de a dos. Sería importante que se haga responsable al varón también”, explica y advierte que por un modelo machista, que Salta mantiene, al varón se lo sigue alentando para “su debut”, mientras que a la mujer se la señala por su precocidad.

Para prevenir estos embarazos, que en su mayoría no son deseados, la profesional considera necesaria la formación en valores y la educación sobre el respeto al cuerpo de una mujer, el autocuidado y la autoestima, sin dejar que los jóvenes disfruten de su vida y su sexualidad.

“Muchas veces estos embarazos son producto de la fantasía de que son estériles o creen que la primera vez no se embarazan. Esto sumado a las salidas de descontrol, ya que muchos son producto de una noche”, apunta Gelsi. Por eso considera que “hay que hacer un llamado de atención a los padres, quienes son los que educan y ponen límites”.

Asimismo describe otro factor que incide en este alto porcentaje de madres adolescentes. “En el interior lamentablemente el hacinamiento en que se vive, muchas veces con tíos y abuelos, fomenta no solo embrazo sino también a los abusos. Están acostumbrados a dormir todos juntos, los chicos viven cosas que hacen que quemen etapas y esto lleva al embarazo”, dice.

Igualmente entiende que “este es problema nacional, por lo que justamente hay que volver hacer hincapié en que se cumplan leyes, y una de esas es la 26.150 de educación sexual integral que se imparte desde el nivel inicial”. Se trata de una ley nacional que no se cumple en todas las escuelas de Salta, según la experiencia de la ginecóloga, quien también forma parte del Programa Salud Sexual y Procreación Responsable del hospital Materno Infantil.

Por La Gaceta 

A %d blogueros les gusta esto: