Durante un control vehicular realizado este lunes en la intersección de las Rutas Nacionales 38 y 74, de la vecina provincia de La Rioja, el personal policial a cargo demoró a una familia que circulaba en un auto sin documentación. Luego de realizar las averiguaciones pertinentes, se descubrió que el rodado tenía pedido de captura tras ser robado en Catamarca.

Durante el control, el personal policial observó que las personas no tenían la documentación correspondiente, sólo un boleto de contrato de alquiler del automóvil que pertenece a la empresa “Atamarca”, de nuestra provincia. Tras las averiguaciones del caso, se dieron con que el vehículo contaba con pedido de captura tras una denuncia de robo realizada por Jorge Rodríguez, de 53 años, propietario de la empresa de alquiler de autos.

Rodríguez manifestó ante las autoridades policiales que el vehículo en cuestión había sido alquilado por un hombre que se identificó como Juan Reyes, el cual, al parecer, se trataría de un nombre ficticio que usó el responsable del hecho para llevarse el rodado sin levantar sospechas.

El automóvil marca Chevrolet Corsa, color gris, dominio PIQ-485, conducido por Miguel Ángel Hernández (26), de la ciudad de Chilecito, quien lo hacia acompañado por la ciudadana Claudia Beatriz Páez (39), con el mismo domicilio y tres menores de edad de 11, 9 y 7 años.