El Gobierno está diseñando un ranking de eficiencia y transparencia entre los 2200 municipios de todo el país, para premiar a los primeros 50 con chances para acceder a créditos externos, por encima de la distribución automática de fondos nacional y provinciales, lo que está provocando inquietud entre los intendentes de la oposición.
¿Será una excusa para premiar a los oficialistas y castigar a los que no lo son? ¿Limitará este monitoreo el uso ilegal de recursos públicos para la campaña, tan habitual en la política argentina? Esta es la mayor preocupación, según cuenta la periodista Silvia Mercado en un informe que publica este viernes en Infobae. Se trata de un año electoral, donde los intendentes no ponen en juego en forma directa su cargo, pero sí los que corresponden a las concejalías locales, la llave para dar gobernabilidad a los municipios o hacerle la vida imposible a los ejecutivos.
Lucas Delfino, subsecretario de Asuntos Municipales del Ministerio del Interior y Obras Públicas, desde donde se impulsa el ranking, dijo a Infobae que “lo que buscamos esmejorar la gestión de los municipios de todo el país, sin importar el partido al que pertenezcan, nadie puede quejarse por trato discriminado, más bien lo contrario”.

También adelantó que las variables a rankear serán en principio cinco: situación fiscal, porcentaje de presupuesto municipal que se dedica a las obras públicas, porcentaje de ejecución presupuestaria, porcentaje de empleados con respecto a la población y accesibilidad de la información pública (transparencia).

Además, se mostró confiado de poder lanzar en el plazo de tres meses la iniciativa que, aseguró, tendrá buena recepción en intendentes de todos los colores políticos y en forma independiente al cronograma electoral porque “subjetivamente, nosotros vemos que los que están haciendo las cosas bien son de todos los partidos, ahora queremos formalizarlo a través de datos contrastables, ayudarlos a crecer y a los que quedaron rezagados, ayudarlos a ordenarse”.

Efectivamente, Alberto Paredes (PJ), intendente de La Rioja, se mostró de acuerdo con “resaltar el trabajo de los municipios más eficientes, que buscan la transparencia y la modernización”. “Para mí hay que alentar y premiar a los que hacemos ese esfuerzo, y alcanza con tener la decisión política del gobierno nacional para ponerlo en marcha”, dijo, muy confiado.

Algo similar expresó Diego Valenzuela (Cambiemos), el exitoso intendente de Tres de Febrero. “De hecho, nosotros armamos una Red de Innovación Local (RIL) integrada por Horacio Rodríguez Larreta (CABA), José Corral (Santa Fe), Rodolfo Suárez (Mendoza), Ramón Mestre (Córdoba), Nicolás Ducoté (Pilar), Martiniano Molina (Quilmes), Julio Garro (La Plata) y yo. Somos ocho, cuatro de la provincia y cuatro grandes ciudades del país, con los que nos reunimos una vez por mes en una ciudad anfitriona donde analizamos con los demás colegas un problema por reunión, a través de un método con el que controlamos la gestión y los demás colegas hacen crítica constructiva a ese problema puntual”, contó.

Por Diario El Sol