La Obra Social de los Empleados Públicos (OSEP) es la que tiene mayor demanda en Catamarca, ya que tiene unos 200.000 afiliados. Para poder dar respuesta y poder cubrir sus gastos fijos, por mes necesita $150.000.000. No obstante, en el último año, la inflación produjo un fuerte impacto en sus arcas.

Julio Cabur, director de OSEP, consultado por El Ancasti, indicó que la Obra Social tiene una erogación mensual, entre sus prestadores y otros servicios, que oscila entre $145.000.000 y $150.000.000, pero, aclaró, pese a la cantidad de afiliados que se registran, no alcanzan los ingresos. “Si se distribuyen 200.000 –números de afiliados- por 1.000 –aporte que cada uno realizaría-, tendríamos un superávit porque ingresarían 200 millones de pesos a la Obra Social, pero no sucede porque los sueldos son diferentes y es un sistema solidario. Los que pagan son los titulares y los voluntarios solo pagan un porcentaje del sueldo de los padres, que no pasa de $200, porque ellos son estudiantes. Si los 75 mil afiliados titulares portan cada uno mil pesos, son 75 millones, que distan mucho de lo que se necesita”, explicó.

Además, remarcó que entre 2014 y 2015, OSEP estuvo cubriendo sus necesidades y trabajando bien. Según el director, el cambio de gobierno y la hiperinflación del año pasado, que “fue de casi el 50 %”, generaron un problema considerable. Al mismo tiempo, Cabur señaló que se identificaron otras “fugas” en las que se está trabajando para generar mayores ingresos. 

En relación con los convenios de reciprocidad, comentó que OSEP en los últimos 40 años nunca cobró o facturó a las otras provincias. En consecuencia, dejó de ser un ingreso para la Obra Social, pero, a su vez, fue un egreso porque las otras provincias facturaban y la Provincia pagaba. “El ejemplo más claro es con APOS de La Rioja. Cuando nos dimos cuenta, Catamarca no había facturado pero APOS hoy nos adeuda casi un $1.200.000 y nosotros le estamos debiendo $200.000. Esto también produjo un desfasaje en el nivel de ingreso”, remarcó.

En este sentido, recordó que hace más de 15 años había una resolución que indicaba que no se pagaba coseguro en Córdoba, Buenos Aires y Tucumán. El coseguro es un ingreso genuino de la Obra Social que también entra en el desfasaje al no cobrarse en los centros de mayor complejidad de esas provincias, indicó. “Hoy se está cobrando”, aseguró.
En el tren del desfasaje, sostuvo que cuando Nación transfirió los jubilados a la Provincia, ANSES no pagó los aportes a la Obra Social. “Si tomamos estos parámetros, hoy estaríamos con superávit. Tratamos de corregir estos factores. Los convenios de reciprocidad ya se están facturando, falta que paguen las provincias para que se produzca la cadena de pago correspondiente. El dinero anteriormente que no se facturó lo estamos refacturando. Damos hasta cinco años porque más atrás no se puede facturar. En relación con ANSES, los trámites están en Fiscalía de Estado. De los últimos cinco años son $1.170.000 y se debe pedir por los 10 últimos años. De ser así, serían casi $4.500.000”, precisó.
También comentó que se implementó un sistema de cobros, a través de posnet, por tarjeta de débito y crédito, que reemplaza al sistema de carpetas y plazos de pago. “Hoy se paga con crédito y lo financia el sistema, no OSEP. En 2016 esto nos permitió aumentar el ingreso del afiliado en un 40 %. Si el Gobierno este año hace el aumento remunerativo, va a haber un mayor ingreso porque creo que tiene que blanquear alguna parte. De esta manera, vamos a tener un ingreso correspondiente al egreso. Hoy el ingreso es inferior al egreso”, advirtió.
 Por El Ancasti