Saltar al contenido.

Reunión de Coviar con legisladores nacionales para definir agenda conjunta de trabajo

Esta semana en La Enoteca de Mendoza, el directorio de la Corporación Vitivinícola Argentina (Coviar) mantuvo una reunión con legisladores nacionales por Mendoza para definir la estrategia que seguirán las provincias vitivinícolas frente a dos leyes clave que afectan al vino argentino. Del debate participaron los diputados Alejandro Abraham, Guillermo Carmona, Graciela Cousinet, Luis Borsani y Luis Petri y la senadora Pamela Verasay, quienes estuvieron acompañados por sus asesores.

Es que frente a la inminente reglamentación y puesta en vigencia de la Ley 5.708 de la Ciudad de Buenos Aires, que prohíbe la publicidad y promoción de las bebidas alcohólicas en la vía pública y al tratamiento y debate de una modificación a la Ley Nacional de Tránsito (13.927) que terminaría aplicando la “Tolerancia Cero al consumo de alcohol”, Coviar quiere armar un frente común con legisladores nacionales.  

La puesta en marcha de estas dos normativas perjudicarían fuertemente a la industria vitivinícola del país, por lo que Coviar propone y gestiona las políticas necesarias para defender la actividad vitivinícola y a los miles de actores que en ella participan.

En este sentido, la presidenta de la Coviar, Hilda Wilhelm de Vaiaretti, expresó que “somos conscientes de que el vino tiene alcohol, pero no es justo equiparar al vino -fruto de nuestra cultura y única bebida alcohólica producida por una economía regional- con el resto de las bebidas alcohólicas que son productos industrializados. Nuestra preocupación es grande y real.

Agregó: “Por cada punto de consumo que pierde el vino, cientos de productores quedan en el camino, son pueblos que quedan relegados. Esta industria del interior del país involucra a mucha gente que pone el alma para llevar el vino a la mesa de los argentinos”.
A su vez, el diputado nacional Luis Petri (UCR) señaló que “la intención es presentar dos iniciativas: por un lado un proyecto de declaración, solicitándole a la Legislatura porteña que revea el dictado de esta ley que regula la publicidad en la vía pública de las bebidas alcohólicas, exceptuando al vino por las características y la significancia que tiene como Bebida Nacional y como bebida alimentaria”. 

“Por otro lado -continuó- el pedido de modificación de un artículo de la ley que promueve al vino como Bebida Nacional estableciendo con precisión que la publicidad del vino no puede tener otras prohibiciones que las establecidas en la Ley de Lucha contra el Alcoholismo y en la Ley de Tránsito”. 

Además, Petri expresó que “esto es necesario para evitar las asimetrías en las legislaciones de las distintas provincias. Creemos que hay que tener en cuenta que el vino es Bebida Nacional y lo que culturalmente significa para la Argentina y para el mundo”.

Todos los legisladores participantes de la reunión coincidieron en ponderar la importancia que implica la defensa del vino como producto de una economía regional que da trabajo a miles de personas y consensuaron la intención de sumar a los legisladores de todas las provincias vitivinícolas para actuar en conjunto. 

Además también destacaron la necesidad de informar y educar a diputados, senadores y funcionarios de todo el país sobre los beneficios del consumo responsable de vino, no sólo para la salud (demostrado científicamente) sino también para la cultura y la economía de los argentinos y su rol de elemento de identidad y vehículo de proyección internacional del país.

Las leyes que perjudican a la industria vitivinícola

La Ley 5.708 que regula la publicidad de bebidas alcohólicas en la Ciudad de Buenos Aires fue aprobada en noviembre, por la Legislatura porteña, a partir de la prohibición de los avisos en la vía pública, a excepción de aquellos carteles que contengan en un 75% de su superficie mensajes sanitarios que alerten sobre las consecuencias negativas del consumo en exceso. La iniciativa fue impulsada por los diputados socialistas Roy Cortina y Hernán Arce.

Nación ya había regulado lo atinente a la publicidad de las bebidas alcohólicas en la Ley Nacional 24.788 de lucha contra el alcoholismo y tales disposiciones han sido contrariadas por lo establecido en la ley de la Ciudad de Buenos Aires.

Desde su conocimiento, la Corporación Vitivinícola Argentina se manifestó en contra de esta ley y busca ahora el apoyo de los legisladores nacionales para evitar que normas similares se sancionen en diferentes puntos del país y a nivel nacional.

Por otra parte, “Tolerancia Cero” es la iniciativa presentada por el diputado Daniel Monfasani del Frente Renovador y busca aplicar la normativa “alcohol cero” para los conductores en la provincia de Buenos Aires. Se busca introducir modificaciones a la ley nacional de tránsito N° 13.927, a partir de la cual la Provincia adhiere a las disposiciones generales de su homóloga nacional N° 24.449, en lo que respecta a las normas que determinan la graduación alcohólica permitida para conducir. Según la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), la medida ya se aplica en Córdoba, Salta, Tucumán, La Rioja, Neuquén y Entre Ríos. 

Por Los Andes

A %d blogueros les gusta esto: