En materia de recaudación propia, la Municipalidad de la Capital de Catamarca hace la diferencia respecto del resto de los municipios catamarqueños. Es que, en promedio, se recaudaron $21 millones mensuales durante 2016, y se estima que para este año los números crezcan en un 30%. En este sentido, los tributos capitalinos son unos de los más caros del NOA.

En la comparación de la Ordenanza Impositiva 2017 con la reglamentación vigente de otras capitales, Catamarca promedia la segunda ubicación, por detrás de la ciudad de Salta. Le siguen San Miguel de Tucumán, La Rioja, San Salvador de Jujuy y Santiago del Estero.

En un relevamiento realizado por El Ancasti, en materia de tasas que inciden sobre los inmuebles y tomando como referencia el valor mínimo anual a pagar en la zona más costosa de cada provincia, en Catamarca se paga casi el doble que lo que tributan en Tucumán, pero hasta cinco veces más que lo que se paga en Santiago del Estero, que tiene los valores más bajos (ver cuadro). Sin embargo, las cifras locales son muy inferiores a las de la Ciudad de Salta, que tiene una densidad demográfica mayor.

Ocurre lo mismo en el tributo que incide sobre los cementerios, donde en Catamarca se pagan entre $63 y $490 más que en otras capitales por el alquiler de un nicho anual, pero unos $300 menos que en La Rioja, que tiene el más alto.

En materia de habilitación de comercios, en esta Capital cuesta entre $1.443 y $57.577, según la superficie que ocupe el comercio en metros cuadrados; mientras que en otras ciudades como Salta, se pagan tasas por poco más de $600 para iniciar una habilitación comercial, o en Tucumán, donde se pagan entre $350 y $1.850 según la categoría de cada comercio.

Pero también se paga más por obtener el carné de conductor. En esta capital, un mínimo de $492, aunque varía según la categoría. Solo por citar algunos, en Jujuy se pagan $50 menos, unos $442, pero en La Rioja se pagan menos de $200 por el mismo trámite, mientras que en Salta la escala comienza en los $95 y sube.

En la Capital catamarqueña, la recaudación propia implica más del 15% de los recursos del municipio, previstos para 2017 en $1.647 millones.

Por El Ancasti