Saltar al contenido.

Graciela Ledo: “Espero que Milani declare este martes y quede detenido”

César Milani, exjefe del Ejército durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, deberá presentarse este martes a prestar declaración indagatoria en los tribunales de Tucumán, en el marco de la causa por la desaparición del conscripto Alberto Ledo en plena dictadura cívico-militar.

Graciela Ledo, hija de una de las fundadoras de Madres de Plaza de Mayo de La Rioja y hermana del soldado desaparecido mientras cumplía con el servicio militar obligatorio, cuenta sobre la situación de la causa y su opinión sobre la indagatoria de Milani.

Milani fue citado a declarar en múltiples oportunidades en esta y siempre se negó ¿Ustedes creen que esta vez finalmente se presentará?

– Hasta ahora la citación a indagatoria sigue firme, porque el juez le rechazó todos los recursos que sus abogados presentaron. Solamente puede no presentarse por graves problemas de salud. Si no se presenta se lo puede declarar en rebeldía y sería detenido.
¿Cómo lograron que se llegue a esta instancia en la que no tendría más alternativas que declarar ante el juez?

– Creo que es el resultado de la lucha persistente y con el apoyo denuestras abogadas, de la familia y de organismos de derechos humanos nacionales como provinciales que siempre nos apoyaron en este reclamo que ya lleva más de tres años desde que se reactivó la causa.

Causa que ha tenido muchos inconvenientes y que contó con la lamentable actuación del juez Daniel Bejas, que siempre favoreció a Milani y aceptó cada uno de los recursos presentados por la defensa. Ahora, ante la renuncia del juez Bejas se hace cargo el juez Fernando Poviña.

Otra noticia sobre la causa es que la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, se ha constituido en querellante. Entonces hay dos querellas, la de la Secretaría y la nuestra.

Ahora resta esperar que llegue el día 14 y ver que uno de los responsables de la desaparición de mi hermano sea indagado y el juez determine que debe quedar detenido.

¿Qué esperás de la audiencia del martes?

– Espero que el juez indague a Milani, que avance en dilucidar qué pasó con mi hermano y que continúe con la investigación que corresponde.

Y que Milani, como uno de los responsables de la desaparición de Alberto, quede detenido. El auto de procesamiento del capitán Sanguinetti determinó que hubo una desaparición forzada seguida de muerte, por esto mismo debe ser juzgado Milani. Sanguinetti está condenado por ser el máximo responsable del campamento y Milani fue quien confeccionó una acta de deserción apócrifa, es decir adulteración de documento público y encubrimiento, porque él sabía muy bien qué pasó con mi hermano y falsificó el acta y dijo que mi hermano se había llevado un montón de pertenencias del Ejército.

¿Qué opinás de las declaraciones del jefe de la Aduana, Gómez Centurión sobre la dictadura y las cifras de desaparecidos?

– Que habla por Macri. Los dichos de Centurión es lo mismo que piensa Macri y también otros funcionarios de este gobierno. Repudiamos esos dichos, porque sí hubo un plan sistemático, si hubo un genocidio, y fueron 30 mil los desaparecidos, como todas las organizaciones de derechos humanos lo reclamamos desde hace 41 años. Hubo desapariciones forzadas, tormentos y más de 500 bebés nacidos en cautiverio, de los cuales solo 121 recuperaron su identidad.

Fue un plan sistemático. Fue una dictadura genocida para beneficiar a los grupos económicos más importantes del país. Generaron una deuda externa multimillonaria que hizo sufrir al pueblo Argentino. Macri fue uno de los beneficiados y hoy su gobierno sigue defendiendo los intereses de los empresarios que daña a la clase obrera, media y baja.

¿Qué opinás sobre la política de derechos humanos del gobierno Kirchnerista?

– Nosotros hace más de 41 años que luchamos por saber qué pasó con mi hermano, igual que todos los familiares que buscan justicia por los desaparecidos. Desde el 83 hubo gobiernos que hicieron muy poco por la verdad y la justicia, y los que más se acercaron a esto fueron los gobiernos kirchneristas, pero pusieron a un genocida al frente del Ejército. Lo protegieron e influenciaron en la justicia para que no fuera indagado por su responsabilidad en crímenes de lesa humanidad.

Falta mucho todavía para conseguir memoria verdad y justicia. Falta que se abran los archivos del Episcopado, del Ejército, del Vaticano, de la CIA, para saber qué hicieron con cada uno de los desaparecidos y con los más de 500 niños nacidos en cautiverio.

Estoy segura de que si esos archivos se abrieran podríamos conocer el destino de todos nuestros compañeros, de todos los niños que siguen privados de su identidad.

¿Querés agregar algo?

– Que ojalá este año finalmente lleguemos a un juicio. Mi mamá, una luchadora incansable, tiene 86 años y todo los días dice que le pide a Dios que la ayude a llegar con su salud y lucidez mental para ver el juicio.

Como sociedad también tenemos que anhelar que todos estos casos lleguen a juicio, que los genocidas estén condenados y que cumplan las condenas en prisión. Son muy pocos los que las cumplen. 
Por La Izquierda Diario

A %d blogueros les gusta esto: