Saltar al contenido.

La pelea que se viene: los cargos en la Legislatura y el Concejo Deliberante

 

Algunos se van en la Cámara de Diputados y otros están dispuestos para dar batalla en el Concejo Deliberante. Ese será el escenario que se dará en dos órganos del poder institucional y político de la provincia.

En la Legislatura, Oscar Chamía, vicepresidente primero, y Marcelo del Moral, titular del bloque oficialista, tienen fecha de vencimiento, ya que finalizan sus mandatos. Por ello, se abrió una discusión interna sobre qué sucederá con ellos, aunque son “amigos” de Néstor Bosetti.

Hasta el mismo bloque está en la misma situación, ya que los principales referentes se van a fin de año. Se podría dar el bloque de los que continúen y de aquellos que tratan de salvar su banca. De eso habló Luis Beder Herrera, el jefe político del gobierno.

La Cámara de Diputados que está llena de albañiles y no de legisladores por las reformas dispuestas por el vicegobernador y que muchos se desayunaron al volver de las vacaciones, tiene el condimento especial: que los que se van no pueden plantear discusiones futuristas.

Mientras que el Concejo Deliberante no está en discusión los mandatos, pero sí la sucesión. Se podría dar que Alberto Paredes Urquiza sea minoría absoluta en el cuerpo que preside Felipe Álvarez, el capataz de los planes Argentina Trabaja (en base a eso construye su sueño de irse al Congreso).

Podría haber entendimientos entre aquellos que nunca tomaron un café y otros que decían estar peleados. El intendente podría sellar su acuerdo político con el vicegobernador para que sea el trampolín de lo que harán en las elecciones legislativas locales.

Lo que se sabe que ya habría por los menos cuatro concejales que están dispuestos a discutir todo en el seno deliberativos. Otros dubitativos que se sumarían y los demás dependen de lo que les digan sus respectivos jefes políticos.

Por Redacción Rioja Política

A %d blogueros les gusta esto: