Herrera Piedrabuena la derivó a fiscal Salmán. Hubo quejas formales por la lentitud de la investigación judicial. Aparecerían nuevos fiscales para procesar o no a más de 100 personas.

Nadie creía que un juez riojano podría detener a uno de los brazos ejecutores del kirchnerismo. Y lo hizo nomás, hoy César Milani está privado de la libertad en el Servicio Penitenciario Provincial. 

Daniel Herrera Piedrabuena pasó del anonimato a ser un héroe de la sociedad. Se atrevió a golpear en el corazón de una etapa política de la Argentina. Y puso a La Rioja a la vista de todos y hasta hizo estallar una bomba política porque la causa no termina con la detención de César Milani. Habrá más capítulos por las responsabilidades compartidas con el ex jefe del Ejército Argentino, y por eso, el silencio mediático de Julio Martínez, actual ministro de Defensa y ex diputado nacional, denunciante por los supuestos hechos en la última dictadura militar.

Herrera Piedrabuena no sólo tiene la causa de Milani con gran impacto político sino también la causa de las ONG’s, que a decir verdad es una mega causa, por tantos actores involucrados. Se inició desde la estatización del Nuevo Banco de La Rioja y recayó en la Fiscalía de Horacio Salmán, que por estas horas está en boca de las máximas cúpulas políticas, ya que fue quien dictó el sobreseimiento de Milani. 

El juez unificó dos causas relacionadas a las ONG’s, que retiraron millonarias sumas de dinero por caja del banco, según las denuncias, y las elevó a Salmán, pero todo se hizo el año pasado al ritmo de los titulares de las asociaciones civiles, muy lento.

En Buenos Aires hablan de 1.000 millones, aunque es menor la cifra denunciada por los ex dueños santiagueños del banco, pero ven que más de 100 personas volverán al primer piso de los tribunales federales, como Milani.

Ya hubo quejas formales por la lentitud de una causa, en la que trabajan también los organismos estatales contra el lavado de dinero. Podrían haber carpetas médicas para alejarse formalmente de la causa y aparezcan fiscales de otras jurisdicciones para procesar a no a más de 100 riojanos, muchos de ellos desconocidos, por la mega causa de las ONG’s.