El decreto fue anunciado oportunamente por Casas sobre el uso obligatorio en todos los establecimientos primarios de la provincia

669099_201601252322220000001

El uso de los guardapolvos será obligatorio este año en todas las escuelas públicas, según dispuso el Ministerio de Educación riojano, con el fin de bajar los costos familiares, y de esa forma, ningún alumno estará obligado a ir con uniforme.

“Este año no hay obligación de uniforme, ni para escuelas primarias ni secundarias”, indicó el ministro de Educación Juan Luna Corzo y agregó que “vamos a dejar cerrada esta cuestión y a establecer el uso del guardapolvo, porque éste es un tema que golpea la economía”.

Aseguró que “la normativa del uso del guardapolvo será obligatoria, porque queremos garantizar el acceso e igualdad a nuestras escuelas públicas, ya que el uso del uniforme es motivo para condicionar el ingreso a la escuela, porque genera diferencias”.

El decreto fue anunciado oportunamente por el gobernador Sergio Casas sobre el uso obligatorio de los guardapolvos en todos los establecimientos primarios de la provincia.

La norma establecerá “la obligatoriedad del uso del guardapolvo se establecerá en 2017 para el nivel primario. Con esta decisión definiremos la manera en la que las familias y escuelas se adecuarán a esta normativa”, dijo el funcionario.

El Ministerio de Educación realizó “un relevamiento de precios y constatamos que los uniformes para Jardín de Infantes y escuelas primarias oscilan entre $2500 y $3500 cada uno, por lo que representa una gasto significativo en las familias que tienen más de un chico en edad escolar”.

“La manera en la que los chicos vayan vestidos a la escuela, no debe significar una barrera, sino que debe asegurar lo más importante, que son las condiciones de igualdad para todos los que vayan a la escuela”, aseguró.

A raíz de la falta de guardapolvos en los comercios, explicó que “el Estado Provincial ya está trabajando con cooperativas y empresas textiles del Parque Industrial riojano, para que inicien la confección de guardapolvos para que los chicos de las escuelas de capital e interior puedan iniciar las clases el 6 de marzo vestidos de blanco, en un escuela integral e inclusiva”, explicó finalmente.