Marzo será un mes clave para tomar grandes decisiones políticas. Adelantamiento de las elecciones y bonos para un aumento salarial, como primera medida. Y blindar la provincia por las malas macristas.

c5r6izcwaaafta3

La casa del ex gobernador es como un santuario. Pasan casi todos, para no decir todos, y se bendicen cada mañana. Diputados e intendentes son como de la casa. Hoy no fue la excepción, adonde los legisladores que buscarán la reelección fueron temprano para tomar unos mates. Una avanzada de lo que será una reunión que se concretará el jueves por la noche.

Luis Beder Herrera no mide las palabras a la hora de criticar a Mauricio Macri, ya que considera que se olvidó de La Rioja. Al ver eso, diseña una estrategia política para prevenir cualquier cimbronazo que se puede producir durante este año.

En la mañana del martes habló con el peridista Alfredo Fernández, a quien le dio algunos lineamientos que intercambió con el gobernador Sergio Casas en Estados Unidos. Antes de empezar apuntó contra los que denotan a las SAPEM, luego que se logró un crédito por 200 millones de dólares sin comprometer la coparticipación federal.

Beder Herrera está convencido que este año será igual o peor que el anterior y por eso, el peronismo riojano no debe llorar sobre la leche derramada sino todo lo contrario, abrir el paraguas. Lo primero que piensa es que la provincia tendría que adelantar las elecciones legislativas provinciales para el 11 de junio, aunque no caiga en gracia del gobierno nacional. Un triunfo del oficialismo le da tranquilidad al gobernador para finalizar su mandato sin sorpresas. Decisión en marzo.

La otra es mucho más audaz. Estudia, aunque ya tiene el borrador, que La Rioja relance los famosos “Bonos de Cancelación de Deuda”. Una especie de Bonos “Evita”, pero centrados para los empleados públicos provinciales. Hoy la provincia tiene más de 70 mil salarios estatales, que son el motor de la economía. La realidad indica que está todo parado y mucho más critico es el interior. Decisión en marzo.

Si la Casa de Gobierno se anima y cuenta con el aval de la Legislatura, la otra medida anticrisis macrista es emitir $3.000 millones en Bonos de Cancelación de Deuda. Esos fondos irían casi directamente para un aumento salarial de $3.000 para todos los empleados públicos que compensaría la malaria.

Esos fondos tendrían el respaldo del Banco Rioja para que los desconfiados puedan cambiarlos por ventanilla, pero luego de la instalación sean circulante en los lugares de ventas de comestibles. Sería un plus para alimentos de los trabajadores públicos frente a los salarios alicaídos.

La sanción de una ley tendría un gran impacto nacional, pero lo primero es el territorio provincial, ya que cada día que pasa se pierden fuentes de trabajo privado. Eso termina luego en el Estado.

 

 

Mientras eso sucede, piensa en voz alta sobre los candidatos a legisladores. Carlos Menem, senador; Teresita Madera, diputada nacional; Ricardo Quintela, diputado provincial; entre otros nombres para resguardar a la provincia frente al embate macrista. Y Beder Herrera también sería candidato a senador, al tiempo que es titular del PJ local y legislador nacional.

A su vez, los 200 millones de dólares son para ampliar el Parque Eólico Arauco. Son monitoreados desde Estados Unidos. Habría otros créditos para obras provinciales. Todo en base que el PJ no pierde la provincia.