El diputado riojano Jorge Basso sostuvo los abogados del ex jefe del Ejército intentan que no avancen las causas por desapariciones

El diputado riojano Jorge Basso, quien sufrió arrestos durante la dictadura, aseguró hoy que la defensa del ex jefe del Ejército César Milani intenta “quitarle responsabilidad” al militar en la represión de estado ante el avance de la justicia federal de La Rioja que imputó por delitos de lesa humanidad y lo mantiene detenido.

En una entrevista con DyN, el legislador peronista explicó que declaró esta semana convocado como testigo por la defensa de Milani y estimó que ese llamado buscaría “invalidar las denuncias” contra el acusado. Basso explicó que compareció el jueves último durante una hora y media en el marco de las causas abiertas por las denuncias de Alfredo Olivera y Verónica Matta por supuestos delitos de lesa humanidad perpetrados por Milani durante la dictadura militar en La Rioja.

El diputado destacó que hizo uso de su “derecho de contestar por escrito” pero advirtió que no entendía por qué lo citaban ahora en La Rioja porque, dijo, “lo que me invalida a hablar con responsabilidad de lo que ocurría en La Rioja es que yo no estaba acá. Yo militaba en el peronismo de base en Tucumán”.

“La única explicación que tengo, pensando desde la defensa, es: busquemos a este zurdito de mierda (sic), que para colmo es diputado y tiene cierta aceptación de la sociedad porque hace veinte años que lo es, para invalidar las denuncias”, añadió en diálogo con esta agencia. Y, al analizar el posible origen de su citación, Basso relató a DyN que hace un par de años, mientras se conocía la sentencia por el crimen de monseñor Enrique Angelelli, fue entrevistado por un medio sanjuanino sobre desarrollo regional en la sede de la Legislatura, a pocos metros de los Tribunales. 

“En ese momento se sintieron unas bombas de estruendo, yo le digo al periodista de qué presumía que se trataba y él me pregunta si conocía a Milani y yo respondo ‘la verdad que no lo vi’. Seis meses después recibo la citación de Tucumán”, añadió en alusión a la otra causa judicial que investiga el militar por la desaparición del conscripto Alberto Agapito Ledo. Basso indicó: “Supongo que como esta gente manejaba los servicios de inteligencia, han visto el programa y me convocaron”.

Para Basso el objetivo de los interrogatorios impulsados por la defensa de Milani busca dilucidar “qué se entiende por conocer”. “Yo me enteré de que Milani existía ya en la democracia porque era de las Fuerzas Armadas y por la denuncia de Olivera”, pero “yo no conocía a gente de La Rioja, no conocía ningún dirigente ni tenía ningún contacto” porque vivía en Tucumán, aclaró.

Y, remarcó, que supo del caso Ledo “porque era compañero de estudios de mi novia de entonces, luego mi primera esposa”.

“Estuve cuatro veces detenido. Dos en Tucumán, dos en La Rioja. Dos antes de la dictadura y dos durante. Conozco y sé quiénes me detuvieron en todos los casos. Y de todos los tipos que me pegaron sólo puedo individualizar a uno, porque en una sesión de torturas y mientras intentaba esquivar los golpes se me corrió la venda y ahí lo veo”, rememoró.

En ese marco, señaló que “durante mi presentación en el juzgado la defensa de Milani apuntaba a demostrar que yo no lo conocía, como si dijeran vos, que sos un pesado, no lo conocías”. “Entonces, lo que quieren, a mi juicio, es quitarle responsabilidad” a Milani, añadió. 

Por Agencia DyN