Vecinos de Chepes, en La Rioja llamaron a la Policía que inició rastrillajes y guardias.


Vecinos de Chepes, en La Rioja, se alarmaron al escuchar extraños llantos de una mujer y un bebé. La policía rastrilló la zona e incluso dejó una guardia en el lugar, hasta que finalmente se llevaron una sorpresa: descubrieron que era un loro el que producía los sonidos.
María, la propietaria del loro contó que viajó durante el fin de semana y regresó este domingo por la noche, momento en el que se encontró con un gran revuelo. En la madrugada del sábado, los vecinos escucharon claramente el llanto de una mujer y de un bebé en cercanías de su vivienda y llamaron a la policía.

Los efectivos policiales rastrillaron la zona pero sin resultados positivos, por lo que dejaron una guardia apostada en el lugar por prevención, ya que los vecinos se encontraban muy atemorizados por los ruidos extraños.

Finalmente, cuando María regresó contó que se trata de su loro Pedro y su cata Tita, que quedaron solos en la vivienda y suelen imitar estos ruidos, además de silbidos.

Por Diario de Cuyo