Saltar al contenido.

Graciela Ledo pidió que “se le imputen delitos de mayor gravedad” a Milani

La hermana del soldado Alberto Ledo, desaparecido durante la dictadura militar, se mostró satisfecha con la detención del ex jefe del ejército


Graciela Ledo, la hermana del soldado Alberto Ledo, se mostró hoy satisfecha con la decisión del juzgado federal de Tucumán que decidió el procesamiento del ex jefe del Ejército César Milani por la causa en la que se investiga de desaparición de ese conscripto durante la última dictadura militar de 1976, aunque pidió que “se le imputen delitos de mayor gravedad”.

“Es algo que habíamos esperado hace mucho tiempo. Son pasos que vamos dando y que en este caso se van acercando a lo que siempre pedimos, por lo que siempre luchamos y lo que es la justicia, conocer quiénes son los responsables de la desaparición de Alberto, juzgarlos y llevarlos a la cárcel”, destacó Ledo. El ex titular del Ejército del kirchnerismo fue procesado hoy por los delitos de “encubrimiento y falsedad ideológica” en la desaparición del soldado Ledo, en junio de 1976, durante el denominado “Operativo Independencia” en la provincia de Tucumán. 

“Este fue nuestro motivo de lucha desde hace 41 años”, indicó la mujer en declaraciones periodísticas. Añadió: “Las victimas decimos la verdad. Hay pruebas suficientes y en el caso de mi hermano ya se lo imputa por los dos delitos que pidió el fiscal”, pese a que la querella “había pedido una imputación mayor, por delitos de mayor gravedad”: “Asociación ilícita, coparticipación forzosa en la desaparición y homicidio”.

“Nunca creímos en su desaparición porque teníamos testimonios que nos decían que lo habían sacado sus superiores. Además no es el único soldado que desapareció de las filas de las Fuerzas Armadas siendo soldado conscripto, que se falsificó, se adulteró se mintió en las supuestas actas de deserción para encubrir una desaparición forzada como en este caso”, recalcó Ledo.

Ledo desapareció el 17 de junio de 1976 tras salir en una patrulla por el monte tucumano bajo las órdenes del entonces capitán Esteban Sanguinetti, quien está cumpliendo arresto domiciliario e irá a juicio oral por el caso, acusado de ser el autor material del hecho. Milani, en esa época, era subteniente destinado en el Batallón de Ingenieros de Construcciones 141 de La Rioja, que había sido desplegado en Tucumán en el marco del “Operativo Independencia”, dispuesto en 1975 por el gobierno constitucional de María Estela Martínez de Perón.

Por Agencia DyN 

A %d blogueros les gusta esto: