Saltar al contenido.

Informe final: Error humano, causa del choque de helicópteros en Villa Castelli

La Junta de Investigación de Accidentes de Aviación Civil (JIAAC) se pronunció contra el “uso de aeronaves cuyo prefijo de identificación público no supone proveer la logística y el soporte aéreo de una filmación de características netamente privadas”

La Junta de Investigación de Accidentes de Aviación Civil (JIAAC) determinó que el choque de los dos helicópteros en Villa Castelli se debió al “uso de aeronaves cuyo prefijo de identificación público no supone proveer la logística y el soporte aéreo de una filmación de características netamente privadas”; como así también “deficiencias en la planificación de la operación que desencadenó en el accidente, incluyendo la falta de previsión en la utilización del concepto “ver y ser visto”.

Reseña del vuelo

El 9 de marzo de 2015, el helicóptero LQ-CGK tenía previsto realizar vuelos de traslado de pasajeros y equipos desde la localidad de Villa Castelli a Quebrada del Yeso, de acuerdo al Convenio de Colaboración entre la Secretaría de Turismo del Gobierno de la Provincia de La Rioja y la productora Adventure Line Production.

El día anterior se había solicitado la cooperación de la Dirección de Aeronáutica de Santiago del Estero con su helicóptero LQ-FJQ para suplementar la actividad.

El día del accidente, cada aeronave realizó tres vuelos, concluidos los cuales el piloto del LQ-CGK, responsable de la coordinación de la tarea, informó al piloto del LQ-FJQ que realizarían un vuelo adicional en el cual, a bordo del LQ-CGK, se trasladarían pasajeros, y a bordo del LQ-FJQ iría un equipo de camarógrafo y sonidista para efectuar una filmación del vuelo.

Los pilotos de los helicópteros y personal de la empresa productora realizaron un briefing sobre la tarea a realizar: la filmación en vuelo al helicóptero que trasladaba como pasajeros a las personas integrantes de una competencia.

El briefing consistió en acordar, luego del despegue, un viraje de cambio de rumbo de 360º, un pasaje sobre el lugar de despegue para la filmación desde tierra, y el posterior vuelo al destino previsto.

El LQ-FJQ despegó a las 20:00 aproximadamente, configurado para realizar la tarea de filmación y con cuatro pasajeros a bordo (camarógrafo, sonidista, y dos coordinadores).

El LQ-CGK despegó 45 segundos después, con cuatro pasajeros a bordo (camarógrafo y tres integrantes de la competencia).

Posterior al despegue ambas aeronaves realizaron un vuelo a baja altura sobre la zona de despegue. A los 2 minutos de vuelo aproximadamente, y al oeste del punto de partida, las aeronaves colisionaron en vuelo y se precipitaron a tierra impactando contra el terreno, incendiándose y falleciendo todos sus ocupantes.

Conclusiones del análisis

En una operación caracterizada como trabajo aéreo, que incluía el traslado de pasajeros y actividades de filmación aire-aire, se produjo una colisión en vuelo entre las dos aeronaves participantes.

La colisión se debió a la combinación de los siguientes factores:

Ubicación del helicóptero que filmaba (LQ-FJQ), del lado “de afuera”, en el recorrido de ambas aeronaves, que restringió de manera significativa el contacto visual del piloto que debía evolucionar en vuelo para lograr filmar al objetivo(LQ-CGK);

Ausencia de un mecanismo formal de evaluación de riesgos de seguridad operacional en el contexto de una operación no habitual (filmación y vuelo en proximidad), lo que no permitió la identificación y análisis de los peligros inherentes a tal operación, y la adopción de acciones de mitigación, requisito no exigible por la normativa vigente.<

Deficiencias en la planificación de la operación que desencadenó en el accidente, incluyendo la falta de previsión en la utilización del concepto “ver y ser visto” o de una maniobra evasiva en caso de perder contacto visual entre ambas aeronaves;

Ausencia de procedimientos formales acordes a la naturaleza de las operaciones realizadas;

Uso de aeronaves cuyo prefijo de identificación público no supone proveer la logística y el soporte aéreo de una filmación de características netamente privadas;

Ambigüedad normativa con relación a las operaciones aéreas de aeronaves públicas.

Advertencia

El Informe refleja las conclusiones y recomendaciones de la Junta de Investigación de Accidentes de Aviación Civil (JIAAC) con relación a los hechos y circunstancias en que se produjo el accidente objeto de la investigación.

De conformidad con el Anexo 13 (Investigación de accidentes e incidentes) al Convenio sobre Aviación Civil Internacional, ratificado por Ley 13.891, y con el Artículo 185 del Código Aeronáutico (Ley 17.285), la investigación del accidente tiene un carácter estrictamente técnico, y las conclusiones no deben generar presunción de culpa ni responsabilidad administrativa, civil o penal.

La investigación ha sido efectuada con el único y fundamental objetivo de prevenir accidentes e incidentes, según lo estipula el Anexo 13.

INFORME FINAL

A %d blogueros les gusta esto: