Saltar al contenido.

Adolescente quedó imputado por acuchillar a un niño de once años

Un adolescente quedó imputado por “homicidio agravado por ensañamiento” por haber ultimado a un niño de once años a cuchillazos.

La justicia riojana imputó a un adolescente de 16 años como responsable del homicidio agravado por ensañamiento de un niño de 11 años perpetrado cuando el acusado era menor de edad en enero de 2016, en la localidad de Famatina.

El fiscal de Chilecito, Diego Torres Pagnusatt, informó que el adolescente fue imputado por la figura de “homicidio agravado por ensañamiento” contra el niño Lucas Martínez, ocurrido hace 13 meses a unos 230 kilómetros al oeste de la capital provincial.

Ante ello, Torres Pagnusatt pidió el traslado del adolescente a un establecimiento de menores, como detenido. El fiscal explicó a Diario Chilecito que “habiendo hecho de manera exhaustiva la investigación del hecho con pruebas científicas, de laboratorios, muestras del lugar, de prendas de vestir, extracción de sangre, se obtuvieron los resultados definitivos y arrojó que hasta el momento de la investigación, el único autor” es el adolescente cuyos datos se preservan.

“Esto lo indican también los informes psiquiátricos realizados en la ciudad capital, donde está alojado el menor”, añadió.

Dato polémico

El adolescente acusado tenía 15 años al momento del crimen y “aunque la ley de Minoridad establece que es un menor no punible, no obstante se le está atribuyendo la comisión de este delito que está reprimido con prisión perpetua, además de que su informe psiquiátrico demostró que sí comprendió la criminalidad de sus actos”.

De acuerdo con lo investigado, el fiscal reconstruyó que “el 26 de enero de 2016, Lucas Martínez salió de su hogar en barrio Niño de Hualco (Famatina) a las 11, luego se juntó con el adolescente, ambos se dirigieron al mediodía por Ruta 79, cerca de uno de los silos de la empresa de alimentos balanceados, donde fue registrado por las cámaras de esas empresas aproximadamente a las 12:56, dirigiéndose al basural, a un kilómetro hacia el oeste”.

El adolescente agredió al niño a golpes y varias puñaladas “con un cuchillo carnicero tipo tramontina” que fue secuestrado y peritado, añadió.

Así, siempre según el informe proporcionado por el fiscal riojano, “le produjo varios cortes en el cuello. Luego, cuando el niño estaba tendido en el suelo, le golpeó la cabeza con objetos contundentes como botellas de vidrio, un pedazo de hormigón y una vara de hierro, causándole múltiples fracturas de cráneos, hematomas y hemorragias cerebrales, quitándole la vida intencionalmente y obrando con enseñamiento”.

“Posteriormente el imputado tapó el cuerpo con restos de elementos balanceados y otros elementos”, acotó el informe y señaló que el adolescente se apropió de la bicicleta de la víctima y la desarmó en su barrio.

Por Agencia DyN

A %d blogueros les gusta esto: