En su declaración, el ex jefe del Ejército ratificó lo que dijo la indagatoria anterior y le pidió al tribunal que diligencien la prueba correspondiente. Su abogado confirmó que no contestó preguntas.

El ex jefe del Ejército, César Milani, declaró esta mañana ante el juez federal de La Rioja Daniel Herrera Piedrabuena en unas de las causas por delitos de lesa humanidad –en la que está imputado por asociación ilícita–, luego de que fuera rechazado un planteo de recusación de su defensa.

En su declaración, Milani explicó por qué nunca conformó una asociación ilícita con nadie y ratificó lo que dijo la indagatoria anterior.

Gustavo Feldman, abogado del ex jefe de Ejército, manifestó a Cadena 3 que Milani le volvió a pedir al tribunal que diligencien la prueba correspondiente y contó que no contestó preguntas porque consideró que la declaración había sido suficientemente amplia.

La nueva imputación había sido formulada por la fiscal Miguel Carmona y aceptada por Herrera Piedrabuena, quien estuvo de licencia por una descompensación y de nuevo en funciones, rechazó este último fin de semana un hábeas corpus presentado por la defensa y confirmó la indagatoria, finalmente pospuesta.

Milani se encuentra detenido en La Rioja desde el 17 de febrero último por decisión del juez Herrera Piedrabuena en la causa que investiga los secuestros y torturas de los que fueron víctimas Pedro Adán Olivera y su hijo Ramón, en 1977, y Verónica Ligia Matta, en 1976.

La fiscal Miguel Carmona amplió la acusación a Milani y otro imputado y pidió una nueva indagatoria con relación al delito de “asociación ilícita previsto en el artículo 210 del Código Penal vigente a la fecha de los hechos que se investigan, y que se desprende de la descripción contenida en el requerimiento de instrucción”.

Recordó que en 2016 habían sido condenados por asociación ilícita los restantes imputados en esta causa: el ex jefe del III Cuerpo de Ejército, Luciano Benjamín Menéndez; el ex juez federal Roberto Catalán; el ex médico y jefe de Sanidad del Batallón 141, Leónicas Carlos Moliné, y el ex inspector, en la Delegación local; de la Policía Federal Roberto Reinaldo Ganem.

En la causa, Verónica Ligia Matta reconoció a Milani como coautor de su detención ilegal en 1976 y de torturas de las que fue víctima uno de sus compañeros de cautiverio.

A su vez, Ramón Olivera también reconoció a Milani -en esa época, subteniente del Batallón 141- como la persona que lo trasladó desde el lugar donde permanecía ilegalmente detenido ante el juez federal Roberto Catalán.

Por otra parte, en Tucumán el juez federal Fernando Poviña procesó a Milani por los delitos de encubrimiento y falsedad ideológica, debido a que “confeccionó falsamente el acta de deserción del desaparecido soldado Ledo, con la finalidad de encubrir el hecho delictivo y la responsabilidad de sus perpetradores”.

En este fallo, Poviña también dispuso embargar bienes de Milani hasta cubrir 200.000 pesos y le prohibió salir del país en el marco de la causa que investiga la desaparición del conscripto Alberto Ledo, perpetrada en 1976.

Por Cadena 3 Argentina