El ex embajador en México dijo que, más allá de que ella ya era mandataria cuando muere su esposo, fue una tragedia perder al marido y medio que le cayó la Presidencia.

Jorge Yoma es un político y abogado, nacido en La Rioja, que fue fiel defensor del gobierno de su coterráneo Carlos Saúl Menem y que cumplió responsabilidades como diputado y senador nacional. Y fue embajador argentino en México entre 2007 y 2010, durante el kirchnerismo.

Yoma recordó, esta semana en un programa de televisión, cómo fue su relación con Néstor y Cristina Kirchner. Sobre el primer gobierno K, dijo que “fue uno de los mejores gobiernos que tuvo la Argentina desde la recuperación democrática. El de Néstor fue un gobierno progresista”, señaló.

Y contó que “a los 15 días de ganar, fui a saludarlo a Néstor. Y él me dijo ‘hasta ahora no gané nada, me falta ganar el poder. Porque siguen los mismos tipos de siempre en el poder. Y lamentablemente, al primero que hay que cambiar, es a nuestro común amigo Duhalde’, me dijo él”.
“Y a Néstor lo había puesto Duhalde. Yo me quedé pasmado pero él siguió diciendo que ‘yo no puedo gobernar este país pensando que el poder está en Lomas de Zamora”, detalló el riojano.

Luego, consultado sobre Cristina como presidenta, Yoma dijo que “ella tuvo que sobreponerse a la muerte de su marido Fue una tragedia perder al marido y medio que le cayó la Presidencia”.

Y sentenció: “A pesar de que era Presidenta, yo creo que no estaba preparada. Él que mandaba era él”.

“Era muy difícil hablar con ella, era un poco difícil tratarla: fui compañero con ella en el Congreso y en la Convención Constituyente”, dijo al recordar que ella misma lo expulsó del bloque de diputados cuando se opuso a una ley.

Y que luego de eso, en represalia, la entonces Presidenta ordenó que le dejaran de mandar fondos a La Rioja, solo por ser Yoma originario de esa provincia.

“Estaba enojada conmigo, qué culpa tenían los empleados de La Rioja”, dijo sobre ese hecho sucedido en diciembre de 2012, que obligó al gobierno provincial a sacar un crédito para pagar los aguinaldos a los estatales.

Por Clarín