La provincia tiene una particularidad: por el Senado se renuevan 3 bancas y todas peronistas si se suma en ese colectivo a Carlos Menem

Julio Martínez sería uno de los primeros en dejar el Gabinete para ser candidato en las elecciones legislativas, cuando busque una banca como senador nacional por La Rioja. Ese es al menos el deseo del presidente Macri, urgido por sumar peso específico en la Cámara Alta, donde Cambiemos tiene apenas 14 senadores sobre 72.
La provincia tiene una particularidad: por el Senado se renuevan 3 bancas y todas peronistas si se suma en ese colectivo a Carlos Menem, rara vez presente en las sesiones y que suele presentarse como una “oposición” acordada al gobernador Sergio Casas. Macri quiere morder esa tradición.

Además, no está claro si Menem no se quiere retirar. Abrió una cuenta de Twitter justo antes de terminar su segundo mandato a senador, donde los fueros lo ayudaron en las causas judiciales que aún arrastra por actos cometidos durante su presidencia.

Hilda Aguirre (que fue elegida en la boleta del ex jefe de Estado) y Teresa Madera integran el FpV-PJ. La Rioja también renueva dos diputados, uno peronista y otro radical y es más probable que cada fuerza renueve el suyo. 

La pelea fuerte estará en el Senado y Martínez, que quedó a la puerta de la gobernación en 2015, no puede quedarse afuera si quiere volver a pelear por el premio mayor.

Casas se anticipó a esa jugada y adelantó las legislativas locales para el 4 de junio, cuando ni siquiera se hayan oficializado los candidatos para las nacionales. El gobernador viene cayendo en las encuestas, en una provincia acostumbrada a votar en línea con el oficialismo nacional.

De ahí que en el Gobierno hablan de una pronta salida de Martínez para acompañar a sus figuras locales.

En La Rioja funciona un sistema de lemas que multiplica las listas locales, pero el distrito principal es la Capital, con la mitad de los votantes de la provincia y 8 de las 16 bancas en juego de la Legislatura.

El otro departamento relevante es Rosario Vera Peñaloza, que elige 3 bancas; y el resto sólo elige uno: Sanagasta, Castro Barros, Felipe Varela, Vinchina y Juan Facundo Quiroga.

Si Martínez da un paso al costado, activará un nuevo y ya habitual encontronazo entre Marcos Peña y Ernesto Sanz para cubrir cargos vacantes. 

El mendocino consiguió Defensa en el reparto de 2015 y además de Martínez ubicó a protegidos suyos como el secretario de logística y planificación Walter Ceballos (que podría presentarse por San Luis) o Rubén Lanceta, director de la Empresa Argentina de Navegación Aérea (EANA). No querrá un ministro macrista. 

Por La Politica On Line