El ex presidente del Senado en la época de la sanción dijo a Cadena 3 que “los delitos de lesa humanidad no están incluidos” en el texto. Consideró “un error” atribuir el fallo al Gobierno.

El ex presidente del Senado de la Nación, Eduardo Menem, afirmó este miércoles que la ley 24.390, más conocida como “2×1”, sancionada durante el gobierno de su hermano Carlos Menem, no hacía “ninguna excepción” con respecto a los delitos de lesa humanidad.

Al ser consultado por Cadena 3 sobre el fallo de la Corte Suprema que otorgó ese beneficio a Luis Muiña, Menem dijo que, si bien no había leído la sentencia, los jueces de la mayoría “aplicaron el principio de la ley más benigna”.

“La 24.390 tenía como propósito evitar la prórroga indefinida de las prisiones preventivas. Por eso, se estableció un plazo razonable de dos años, prorrogables a uno más si la causa fuera muy compleja”, explicó.

En ese marco, el dirigente riojano aclaró que él no estuvo presente el día que se debatió esa norma en la Cámara alta, en 1994, porque “fue elevada por el vicepresidente” de ese cuerpo legislativo.

Sobre la interpretación de la norma, remarcó: “Hay un principio general del derecho que establece que donde a ley no distingue, no debemos distinguir nosotros”.

A pesar de ese aspecto jurídico, admitió que el tema es “opinable” y que puede tener un “componente político”. Pero descartó de plano cualquier influencia del Gobierno: “Atribuir este fallo a eso me parece que es un error. Esta Corte Suprema es independiente”.