Saltar al contenido.

Sólo dos de cada diez adolescentes riojanos utilizan métodos anticonceptivos para prevenir el embarazo

El porcentaje de embarazo en esa franja etaria “se ha mantenido estable en un 18% en estos últimos dos años, pero aun así continuamos por sobre la media nacional y tratamos de bajar ese índice”, dijo a la prensa local la directora del Servicio de la Adolescencia, Andrea Davico.

Sólo dos de cada 10 adolescentes de La Rioja utilizan métodos anticonceptivos para evitar el embarazo, pese a que “son gratuitos en todos los hospitales y centros de salud de la provincia”, advirtió la cartera sanitaria local.

Según Télam, el porcentaje de embarazo en esa franja etaria “se ha mantenido estable en un 18% en estos últimos dos años, pero aun así continuamos por sobre la media nacional y tratamos de bajar ese índice”, dijo a la prensa local la directora del Servicio de la Adolescencia, Andrea Davico.

“El 90% de los chicos que tienen relaciones sexuales entre los 14 y 19 años conocen los métodos anticonceptivos, pero solo un 20% los aplica. La mayoría no se cuidaron en su primera relación sexual”, explicó.

La médica señaló que “usar preservativos no solamente evita el embarazo adolescente”, sino también las enfermedades de transmisión sexual.

“Un embarazo no planificado posterga mucho nuestros proyectos de vida, como así también en la inserción laboral”, indicó la funcionaria.

Los métodos anticonceptivos, “fundamentalmente los preservativos, son gratuitos y están disponibles en todos los hospitales y centros de salud de la provincia”, afirmó Davico y agregó que la cartera sanitaria los entrega “a través del programa Salud Sexual y Reproductiva”.

“Es muy importante trabajar en la prevención del embarazo adolescente”, para que “tengan un mejor futuro y puedan alcanzar sus sueños, sus aspiraciones, lograr realizar todas sus potencialidades, siendo responsables en el aspecto sexual, y en la maternidad y paternidad”, sostuvo la especialista.

El Servicio de Adolescencia riojano brinda atención integral a jóvenes desde los 14 años con psicólogos, trabajadores sociales, médicos clínicos, nutricionistas y otros profesionales, sin necesidad de presentar documento de identidad ni estar acompañado por algún adulto.

Esas facilidades favorecen la confianza y hacen la consulta más llevadera para los adolescentes, según los profesionales, lo que permite además detectar el HIV y otras enfermedades en una etapa inicial, o prevenirlas.

A %d blogueros les gusta esto: